Vivir+

Descubre UNAM combate a obesidad y diabetes ¡con heces fecales!

En un futuro, no se descarta que se pueda extender este tratamiento a las personas que tienen problemas de obesidad.

Avatar del

Por: Redacción

Este proceso se realiza mediante colposcopias,

Este proceso se realiza mediante colposcopias,

México.- En la actualidad un gran porcentaje de mexicanos padece obesidad e hipertensión, por ello las investigaciones que han  realizado al interior de la Clínica de Hipertensión del Instituto Nacional de Cardiología han indicado que el transplante de heces fecales es una gran medida para contrarrestar la obesidad, hipertensión, diabetes y algunas afecciones mentales en pacientes con enfermedades degenerativas.

Lo anterior fue confirmado por la coordinadora de la clínica Nydia Ávila-Vanzzini, quien además indicó que este tipo de procedimientos terapéuticos se realizan en naciones como Inglaterra.

Con este procedimiento se buscará tratar a los pacientes con cuadros de hipertensión, mismos que puedan ser modificados mediante la identificación de las familias de bacterias que se encuentran al interior de su intestino y con ello, implantar la microbiota sana que ayude a cambiar los hábitos alimenticios.

Tenemos que ver cuál es la microbiota en México, como se comporta en los pacientes hipertensos, diabéticos y obesos, y de ahí decir: este grupo de bacterias, son malas y quitarlas porque lo que pasa en los hipertensos y obesos, es que no tienen diversidad de bacterias; son como pequeños grupos de familias que acaparan todo. Una microbiota que tiene mucha diversidad es sana, una microbiota muy seleccionada de familias es la mala”, explicó.

De acuerdo con la coordinadora las bacterias “eligen” los alimentos que se les antojan, si son poco variadas optan por componentes que fomentan la obesidad, como los azúcares y los carbohidratos, ocasionando los pacientes se les antojen productos que los contengan.

La investigación tiene como objetivo reducir los factores de riesgo para los pacientes a través de la identificación de las bacterias en sus heces fecales, de las que se hace la secuencia genómica y posteriormente se determina las bacterias que requieren, trasplantándoles microbiota sana en el intestino”, apuntó.

En un taller de periodismo científico, La experta detalló que una vez identificadas las familias de bacterias por su ADN, se eliminan del intestino y se implantan otras.

Se quita a través de antibióticos, todo es tomado o a través de lavado, es mecánico y el procedimiento es líquido, obviamente procesado, no es que traigo la popó de alguien y se la pongo, todo lleva un proceso y como si estuviera pintando el intestino, como es líquido se vuelve a fijar la microbiota que es materia fecal de una persona sana”, explicó.

Añadió que este proceso se realiza mediante colposcopias, fijando la microbiota seleccionada para reducir peso del paciente.

En animales ha dado muy buen resultado, en una ratita sana que es gordita, le pasamos microbiota de una ratita que no es gordita y adelgaza la ratita, también se ha visto los mismos efectos en los humanos”, ejemplificó.

En un futuro se podrán dejar de lado cirugías para bajar de peso 

También se dio a conocer  que este procedimiento puede contribuir a eliminar las cirugías de reducción de estómago o de intestino, para bajar de peso, que si bien han dado buenos resultados, en algunas ocasiones pueden presentar afectaciones.

Tiene mucho impacto sobre la microbiota porque estamos quitando gran parte del sitio de absorción del intestino, tenemos muchos problemas de absorción, de deficiencias de vitaminas, mucha alteración de la microbiota, ya nada más quedan ciertas partes funcionando”, indicó respecto a la secuencias de este tipo de cirugías.

En un futuro, señaló la especialista, no se descarta que se pueda extender este tratamiento a las personas que tienen problemas de obesidad:

Lo que queremos llegar a concluir qué es para México. ´El mexicano debe comer esto´. Hay mucha investigación en dieta, todo el mundo saca su dieta. Y no tenemos realmente algo contundente”, culminó.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?