Humanos enviaron el primer pájaro a Marte y volará muy pronto

Cuando era una niña, todo el mundo sabía que había canales en Marte. No eran canales pequeños como los que la gente construye para irrigación o para evitar inundaciones. No, Marte estaba cubierto de canales largos y rectos que cruzaban su superficie.

Avatar del

Por: Dra. Marija Strojnik

Humanos enviaron el primer pájaro a Marte y volará muy pronto

Humanos enviaron el primer pájaro a Marte y volará muy pronto

CDMX.- Cuando era una niña, todo el mundo sabía que había canales en Marte. No eran canales pequeños como los que la gente construye para irrigación o para evitar inundaciones. No, Marte estaba cubierto de canales largos y rectos que cruzaban su superficie.

La sugerencia de que Marte está cubierto de canales se remonta a Giovanni Schiaparelli (1835-1910), director del Observatorio de Milán, astrónomo e historiador de la ciencia. Durante la “Gran Oposición” de Marte de 1877, observó una densa red de estructuras lineales en la superficie de Marte. La llamó “canali” en italiano. Al parecer, el término fue mal traducido al inglés como “canals”. Entre los partidarios más fervientes de la hipótesis del canal artificial se encontraba el empresario estadounidense convertido en astrónomo, Percival Lowell (1855-1916). El entusiasta astrónomo pasó gran parte de su vida tratando de probar la existencia de vida inteligente en el planeta rojo. En un observatorio que hoy en día lleva su nombre en Flagstaff, en el norte de Arizona, a unos 2.000 m de altitud, examinaba las características marcianas. Poco después de su muerte, el consenso científico se volvió contra la hipótesis del canal. En el siglo XXI, ha habido algunas especulaciones de que no usó correctamente su telescopio.

El concepto popular de canales excavados por marcianos inteligentes, permaneció en la mente del público durante la primera mitad del siglo XX. Inspiró una gran cantidad de literatura de ciencia ficción, que incluye The Martian Chronicles de Ray Bradbury. El primer sobrevuelo marciano del Mariner (Marinero) 6 (1969) y luego el orbitador marciano Mariner 9 (1971), observaron la superficie de cerca y con una resolución mucho mayor. Confirmaron la ausencia de canales.

Muchas personas se sintieron decepcionadas cuando su sueño de un planeta habitable cercano, se estrelló con imágenes de alta calidad que no mostraban rastros ni de agua ni de características superficiales que se parecieran a canales. En ese momento, la idea de que Marte pudiera servir como una segunda casa, estaba fuertemente anclada en nuestras mentes. Si algo sale mal en la Tierra, ya no tenemos en un planeta habitable cerca.

La humanidad no quiso renunciar a su sueño. Los humanos tenemos perseverancia e ingenio. A continuación, dejaríamos caer un módulo de aterrizaje con un rover (vehículo vagabundo) para que nos informara sobre la superficie marciana y su idoneidad para la colonización humana. En 1971, el prop-M rover permaneció atado a su módulo de aterrizaje en la superficie marciana. Perdió las comunicaciones con la Tierra 105 segundos después de tocar suelo. Demostró que se podía lograr un aterrizaje exitoso del vehículo. A esto le siguieron las aclamadas misiones Viking (Vikingo) 1 y 2 en 1977.

El próximo rover llamado Sojourner (Caminador) de la misión Pathfinder (Buscador del Camino), que aterrizó en 1997, representa una exitosa demostración de los importantes avances logrados en movilidad robótica. Funcionaba con energía solar y logró viajar 100 m, hasta que se perdió el enlace de comunicación con la Tierra. Este rover fue nuestros ojos en un lejano planeta y demostró que un vehículo semiautónomo puede ir donde sus navegantes establezcan sus objetivos. De esta forma, la misión Pathfinder demostró que un vehículo robótico puede explorar el paisaje en mundos distantes y transmitirnos datos importantes.

Había mucho más en la superficie marciana para explorar, incluyendo su topología, geografía y geología. Los exploradores de Marte Spirit (Espiritu) y Opportunity (Oportunidad) aterrizaron en 2004 en diferentes lugares y siguieron diferentes caminos sobre la superficie del planeta. Spirit exploró la superficie marciana durante casi seis años. Durante este tiempo, el llamado rover MERS-A viajó 7,73 km. La superficie marciana se compone de rocas de diversos tamaños que un vehículo debe evitar, para mantener su centro de gravedad cerca del suelo y así evitar caer o atascarse. Un peligro aún mayor para un vehículo de este tipo, son los lagos de polvo que se comportan como arenas movedizas, impidiendo que el vehículo pueda avanzar. De hecho, las ruedas del Spirit quedaron atrapadas en la arena, lo que le impidió maniobrar para salir precisamente de un lago de polvo.

Su hermana gemela, Opportunity, tuvo más suerte, y continuó su exploración de la superficie marciana durante 45 km, después de 15 años terrestres de exploración u ocho años marcianos. El polvo también fue la causa de la discapacidad del Opportunity. El rover MERS-B se quedó sin energía cuando una tormenta de polvo global en Marte en 2018, bloqueó la luz solar necesaria para recargar sus baterías. La automatización y autonomía de Opportunity demostraron sin lugar a duda que este rover fue diseñado para moverse en las condiciones climáticas y de terreno extremas de Marte. La sonda era capaz de explorar la superficie marciana bajo la guía de operadores humanos remotos. Algunos recordamos la diversión que alguna vez tuvimos cuando exploramos el patio de recreo con un vehículo de radiocontrol. ¡Opportunity fue una gran demostración de los avances en tecnología robótica en un planeta cercano!

El siguiente rover tuvo la tarea de explorar y aprender de su entorno: el niño robot creció para convertirse en un colaborador adulto que sabe usar su cerebro. Todavía no podíamos arriesgarnos a enviar un humano a explorar, cavar agujeros en el suelo y medir las características de una muestra. Pero podríamos enviar a un confiable rover, enriquecido con las experiencias de sus predecesores, cargado con instrumentos y herramientas científicas para estudiar e incluso perforar las rocas que forman la superficie marciana.  Curiosity (Curiosidad) fue la misión del Laboratorio Científico en Marte (Mars Science Laboratory, MSL). La sonda Curiosity que aterrizó en 2012 continúa actualmente con la realización de experimentos científicos. Este rover encontró que hay poco oxígeno en la atmósfera marciana (menos del 1%) y un poco de agua. Estos hallazgos alentaron una mayor exploración de aquellas propiedades de los materiales que pudieran dar lugar a la esperanza de que en algún pasado lejano existiera vida en el planeta rojo.

Hace solo dos meses, el rover Perseverance (Perseverancia), similar al exitoso Curiosity, aterrizó en Marte. Perseverance es la primera misión de la NASA centrada en astrobiología, que busca signos de vida antigua, recolectando y almacenando muestras de rocas y regolitos (rocas rotas y suelo suelto). Esto se está haciendo como preparación de una misión futura, para recolección de muestras y su regreso a la Tierra. Perseverance estudiará su entorno para determinar si un área de interés fue alguna vez adecuada para la vida y buscará signos de vida antigua. Utilizará láseres ultravioletas e infrarrojos para estimular emisiones cuya presencia podría confirmar material orgánico.

Al igual que un humano, el rover se basa en gran medida en su visión. Perseverance tiene una cámara dedicada para la mayoría de los experimentos y dos cámaras de navegación para generar una imagen estereoscópica que permite determinar la elevación del terreno y la distancia. Este rover también ha sido dotado de audición, lo que nos permite   apreciar desde la Tierra cómo viajan los sonidos en un planeta con atmósfera enrarecida y una presión 100 veces menor que la nuestra.

Perseverance trajo consigo un frágil pájaro. Es un experimento de ingeniería que consiste en un helicóptero Ingenuity (Ingenio) liviano para volar en la enrarecida atmósfera marciana. El helicóptero viajó pegado ‘al vientre’ de Perseverance, como una mamá canguro lleva a sus bebés en su bolsa. Ingenuity tiene que esperar hasta que Perseverance salga de su campo experimental. Se está preparando para varios vuelos experimentales, incluidos el levantamiento vertical y el vuelo estacionario. Ingenuity se beneficiará de la gravedad reducida, un tercio de la gravedad en la Tierra. Aún así, tal demostración de vuelo nunca se ha logrado en la historia de la humanidad. Su éxito tecnológico promete un transporte más fácil y a través de distancias más largas en futuras visitas humanas a Marte.

 Investigadora Emérita del Sistema Nacional de Investigación (SNI). Actualmente es investigadora titular E del Centro de Investigaciones en Óptica, A.C. (CIO). Trabajó en el Laboratorio de Propulsión de Cohetes de la NASA del Instituto de Tecnología de California en la década de 1980. Desarrolló un sistema de navegación óptica acorde a las características del terreno. Este utiliza el procesamiento paralelo de información como la visión humana y, al igual que la visión humana, ignora la mayor parte de la información. La memoria humana también es asociativa, lo que también significa que Rover (El Vagabondo) puede tomar decisiones aun con información incompleta. Esta misión fue demasiado ambiciosa por al menos cincuenta años para el estado de la tecnología en ese momento, porque ya se había planeado una misión en la que un vehículo robótico almacenaría especímenes importantes y los llevaría de regreso a la Tierra. Sin embargo, esta misión está prevista para la próxima visita a Marte actualmente.

Fig. 1. El rover Perseverance de la NASA se tomó una selfie con el helicóptero Ingenuity, que se ve aquí a unos 3.9 metros del rover en la imagen tomada el 6 de abril de 2021, el día 46 o sol marciano de la misión.

Fig. 2. El helicóptero Ingenuity de la NASA se puede ver en Marte a través de la cámara trasera del rover Perseverance el 4 de abril de 2021, el 44 día marciano o sol de la misión.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?