Inegi censo 2020: ¿Por qué mexicanos ya no quieren casarse?

Mexicanos fueron encuestados en el 2020 por el Inegi y los resultados revelaron que jóvenes ya no quieren contraer matrimonio. 

Avatar del

Por: Dulce Michelle Amador

Del 2010 al 2020 disminuyó la cantidad de matrimonios en México. Foto: cortesía.

Del 2010 al 2020 disminuyó la cantidad de matrimonios en México. Foto: cortesía.

  • Mexicanos prefieren estar solteros o vivir en unión libre que casarse.

  • Del 2010 a 2020 cayeron 5.1 puntos porcentuales los matrimonios en México, mientras que la unión libre aumentó 3.9%.

  • Entre las razones por las que no quieren casarse están: continuar con su educación y elevar su capacidad económica y tener nuevas oportunidades laborales. 

CDMX.- El censo del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) realizado en el 2020 reveló que los mexicanos ya no quieren casarse, sino que ahora prefieren vivir en unión libre con sus parejas.

Según los datos recabados, de 2010 a 2020 disminuyeron los matrimonios en México, de cada 100 personas de 12 años y más, solo 35.4 están casadas; 34.2 están solteras, 18.3 viven en unión libre y el resto enviudaron, están separados o divorciados.

El Inegi señaló que el porcentaje de los mexicanos casados tuvo una caída de 5.1 puntos porcentuales, mientras que el porcentaje de quienes están en unión libre aumentó en 3.9 puntos respecto al 2010.

Ahora los jóvenes ven más obligaciones que beneficios. 
Porque muchos de los solteros no es que estén realmente solteros, sí tienen una relación de pareja, pero simplemente viven en hogares diferentes por no asumir ese costo del gasto de la vivienda”, señaló a Noticieros Televisa, Edgar Vielma, director de Estadísticas Sociodemográficas del Inegi.

¿Por qué ya no quieren casarse?

En sus respuestas al Instituto del por qué ya no quieren contraer matrimonio, mexicanos respondieron que: prefieren terminar sus estudios profesionales y así comenzar a elevar su capacidad económica, no quieren renunciar a cierta calidad de vida que adquieran con sus ingresos, están dispuestos a tener nuevas oportunidades laborales o no están dispuestos a asumir la responsabilidad de un hogar tan pronto y prefieren esperarse a tener una estabilidad laboral, económica y emocional.

Los jóvenes no están muy dispuestos a perder esos indicadores, eso significaría dividir tu ingreso si es que tu pareja no trabaja, y a tener que comprar o rentar una vivienda”, añadió el Director.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?