Los apagones eléctricos por el frío extremo

El apagón del lunes 15 de febrero dejó sin luz a 4.8 millones de usuarios de los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, es decir, toda la franja fronteriza del Rio Bravo colindante con Texas.

Avatar del

Por: Dr. Fernando Martell Chávez

Los apagones eléctricos por el frío extremo

Los apagones eléctricos por el frío extremo

CDMX.- El apagón del lunes 15 de febrero dejó sin luz a 4.8 millones de usuarios de los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, es decir, toda la franja fronteriza del Rio Bravo colindante con Texas. El frío extremo y el consecuente aumento de la demanda en los Estados Unidos dispararon el precio del gas natural en más de cinco mil por ciento. Por ambas razones, el temor ante el congelamiento de los ductos de suministro y por la escalada del precio del combustible, Texas cortó el suministro del gas natural que le compra la comisión Federal de Electricidad (CFE) para generar electricidad en sus centrales eléctricas de generación de ciclo combinado.

Figura 1. Temperaturas en la mañana del 15 de febrero del 2021 (www.windy.com)

El Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), que se encarga de la operación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), emitió el pasado lunes 15 un comunicado en el que notificó el estado operativo de emergencia del SEN ante la indisponibilidad y falta de suministro de gas natural que provocó la salida de plantas de generación que desbalancearon la red nacional de transmisión en el norte y noreste del país. Estos eventos provocaron una afectación de 6,524 MW de carga, de una demanda total del país de 35,847 MW. La CFE y el Gobierno Federal solicitó a la población, primero de los estados norteños y luego a todo el resto del país, su apoyo en la reducción del uso y consumo de la energía eléctrica no prioritaria para que de esta manera se coadyuvara a la seguridad y continuidad del suministro eléctrico.

El martes 16 se programaron cortes intermitentes y aleatorios en 23 estados del país, incluidos Guanajuato y Aguascalientes, para balancear el SEN ante la reducida capacidad de generación. Con estos cortes la afectación alcanzo a un total de 5.9 millones de los usuarios, entendidos estos como los que tienen contratos de carga con CFE en sus diferentes tarifas eléctricas.

México, a pesar de tener reservas probadas de gas natural en aguas profundas del Golfo de México y en el noreste del país, importa casi 70% del combustible con el que la CFE genera electricidad. Durante décadas en el país se dio prioridad a la producción de petróleo y se rezagó la producción de gas natural, lo cual es contradictorio porque precisamente en las últimas décadas la capacidad de generación de energía eléctrica había recaído en el uso del gas natural en las plantas de ciclo combinado. Por otra parte, la CFE enfrenta diversas problemáticas ya que en los últimos diez años no se ha invertido en infraestructura de transmisión y distribución mientras que la demanda ha aumentado en más de 30 porciento. La inversión en infraestructura era muy necesaria sobre todo ante la apertura del sector eléctrico y por la creación de un mercado mayorista de generación de electricidad que incluía la participación del sector privado y las subastas de contratos de generación basados en tecnologías de energía renovable. Cabe mencionar que, por su naturaleza de intermitencia, la plantas eólicas y fotovoltaicas requieren de tener la infraestructura adecuada para manejar dichos sistemas, y que para su operación se debe de contar con plantas de energía convencional “en vacío o de reserva” para que estas operen cuando las plantas de energía renovable reducen o suspenden el suministro de potencia.

Figura 2. Sala de Control del CENACE en Monterrey, N.L.

Es importante reconocer que a través de la CFE el país ha logrado desarrollar un muy buen SEN, y que el CENACE ha implementado sofisticados sistemas de Control Supervisor y de Adquisición de Datos (SCADA) para su control. En estos días de contingencia energética, se están haciendo grandes esfuerzos para poner en operación plantas de generación en la región carbonífera de Coahuila que estaban paradas y que funcionan con carbón, así como también se aumenta la generación en otras centrales termoeléctricas que funcionan con combustóleo. Por otra parte, no se puede decir que no haya habido planeación en este y en anteriores sexenios, ya que existe un Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, el PRODESEN, en el cual se ha determinado la inversión requerida por el sector eléctrico, lo que se necesita es que se realicen los proyectos de inversión en líneas de transmisión y en subestaciones de distribución. En los países donde se han implementado reformas energéticas exitosas, a las compañías se le retribuye por las reservas de energía y por el soporte de reactivos que permiten la estabilidad de las redes eléctricas, sobre todo ante la creciente instalación de plantas de generación con tecnologías solar y eólica. Cabe aquí mencionar que el pasado mes de enero Europa ya alcanzó el 50% de la generación de energía con fuentes renovables.

Figura 3. Gráfica de la Demanda y Generación (https://www.cenace.gob.mx/GraficaDemanda.aspx)

En el sector eléctrico se deben de identificar las necesidades de infraestructura y adecuarlas al crecimiento de las diversas zonas y regiones del país y realizar las inversiones requeridas. Por ejemplo, Aquí en la zona del Bajío hay lugares donde ya no hay disponibilidad de conectar carga y esto implica que se pierdan inversiones productivas y los empleos que se generarían en los diversos sectores de la economía.  Las fallas en el suministro eléctrico representan un costo económico ya que ocasionan paros de plantas industriales y en el sector de servicios. Siempre existe la posibilidad de que haya apagones y cortes del sistema eléctrico, la cuestión es que siempre exista la suficiente capacidad de generación y la capacidad humana y técnica para un rápido restablecimiento de las fallas. Ante la actual coyuntura de la pandemia y la consecuente crisis económica y ahora energética, el país enfrenta el reto y la urgente necesidad de establecer políticas y normatividad en materia de energía, brindadas de sesgos ideológicos. Para lograr alcanzar una verdadera seguridad y soberanía energética se tiene que diversificar el uso de las diferentes fuentes de energía dentro el portafolio energético del país, y por supuesto, en la medida de lo posible favorecer el uso de las tecnologías eco-eficientes como lo son las energías renovables, en particular la eólica y la solar fotovoltaica, de las cuales sobra decir que ya está probada su factibilidad técnica y viabilidad económica.

Figura 4. Ilustración de un parque de generación con energías verdes (eólico-solar)

Fernando Martell Chávez

Fernando Martell Chávez es Ingeniero en Sistemas Electrónicos por el Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey (1993), Maestro en Ciencias en Ingeniería Energética, con especialidad en Ingeniería Eléctrica, Tecnológico de Monterrey (2007) y Doctor en Tecnologías de Información y Comunicaciones, con especialidad en Sistemas Electrónicos, Tecnológico de Monterrey (2012). Actualmente es Ingeniero Titular en el Centro de Investigaciones en Óptica, A.C. (CIO), Unidad Aguascalientes.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?