¿Cómo encontrar el sistema ideal para tus hijos? Aquí te lo decimos

Los accidentes viales son la primera causa de muerte infantil en el mundo por no contar con un sistema de seguridad adeucado 

Avatar del

Por: Mayra Córdova Sánchez

Estas medidas también deben recomendarse a los abuelos y terceras personas que transportan al niño, aunque sea de manera ocasional o en viajes cortos. Fotos: Cortesía Chicco.

Estas medidas también deben recomendarse a los abuelos y terceras personas que transportan al niño, aunque sea de manera ocasional o en viajes cortos. Fotos: Cortesía Chicco.

México. Falta de información y la cultura de los mexicanos en materia de seguridad en el coche para los menores, son algunos de los factores por los que no se toma la debida importancia a la hora de viajar con ellos. 

“Voy aquí cerca”, “A mi no me va a pasar”, “Ya conozco el camino”, son algunos de los pensamientos de los padres de familia  que ha podido corroborar en su experiencia como consultora en instalación y uso de autoasiento, Fernanda Herranz Margain

La también asesora para Chicco señaló que los accidentes viales son la primera causa de muerte infantil en el mundo; se calcula que el 80% de las muertes y el 60% de las heridas graves se podrían evitar con el uso correcto de una silla u oficialmente conocida como sistema de retención infantil, pero el problema es que el 99% de estas están mal instaladas o son mal usadas. 

Es un tema que tiene que ver con cómo estamos educados; hay quienes usan el cinturón de seguridad nada más para que no los multen, pero en realidad te lo tienes que poner para que no te mueras”, agregó. 

La investigadora contó que muchos papás tienen la idea de que los accidentes solo dependen de ellos mismos, pero en realidad casi siempre es culpa de un tercero que está totalmente fuera de su control. 

Fernanda Herranz Margain, consultora en instalación de autoasientos.

En México, dijo que es difícil regular el uso obligatorio de la silla a menores en el auto por las diferencias sociales y económicas, por lo que entonces es importante recordar que el asiento de un coche y su cinturón de seguridad está diseñado para un adulto, no para niños. 

Hay falta de información también porque me he encontrado a muchas mamás que no sabían que su hijo tenía que viajar en silla y desde que son bebés los llevan en brazos o lo amarran con el de ellas, pero esto es más peligroso porque se les puede salir o lo pueden aplastar”, explicó. 

La recomendación es que desde recién nacidos se cuente con un sistema de retención infantil, el cual evoluciona conforme al crecimiento del menor y que en promedio se usa hasta los 12 años, dependiendo de su estatura, peso y madurez. 

Los recién nacidos hasta los dos años aproximadamente pueden ir en los portabebés o también conocidos como “huevitos”, estos deben ser colocados mirando hacia atrás, pues es la mejor manera de proteger su columna, pero lo ideal es que vayan en esa posición hasta los cuatro años. 

Luego de esta edad los puedes voltear y viendo hacia el frente tenemos dos opciones: una es que sigan en este tipo de sillas y vayan amarrados con el arnés que son los cinturones que pasan por los hombros; o los podemos pasar a lo que se llama booster que es como un posicionador del cinturón de seguridad en el que siguen como sentados en este tipo de silla, pero lo que los va amarrando al coche es el cinturón del auto, pero para dar este paso es importante la madurez del niño o la niña”, explicó. 

Es aproximadamente a los seis años cuando pasan a este sistema hasta los 12 años dependiendo de las características físicas ya mencionadas, pues a partir de eso, puede usar el asiento del auto con el cinturón de seguridad correctamente puesto. 

¿Cómo encontrar el sistema ideal? 

Para saber elegir la mejor silla para los peque la fundadora de PequeACONTRAMARCHA, Fernada Herranz Margain comenta que debe tener las certificaciones básicas: una americana y una europea. 

Sin embargo, en el mercado latinoamericano, llegan muchos sistemas de retención infantil que no tienen ninguna de las dos y esas definitivamente no pueden ser aliadas de la seguridad de los niños y las niñas en el coche. 

Las certificaciones lo que te aseguran es que pasaron por ciertas pruebas de choque que son muy básicas y con las que la silla tiene cierto nivel de seguridad. El problema es que se hacen a 50 kilometros por hora y son pocas pruebas de choque”, comentó. 

Otros de los consejos que comparte la experta es siempre tener en cuenta la edad, estatura, peso y madurez del pequeño; considerar el tamaño del coche y de los sistemas de retención; saber cuáles son las instalaciones que tiene el auto; y leer el manual de la silla. 

Comprar una silla nueva es mejor que usada, ya que no se conoce la historia de las de segunda mano y estas pueden ya estar dañadas por un choque leve, por una caída o incluso por el rayo de sol al que pueden exponerse. 






 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?