Vivir+

Vacaciona en Tailandia y déjate hipnotizar por la dinastía Chakri

Maha Vajiralongkorn es el último descendiente de la dinastía Chakri, fundada en 1782.

Avatar del

Por: Redacción

Una boda real.

Una boda real.

Tailandia.- Maha Vajiralongkorn, ahora también conocido como Rama X, es el último descendiente de la dinastía Chakri, fundada en 1782. Si bien, en Tailandia la monarquía comenzó en 1238 con el reino de Sukhothai. Desde entonces, han seguido diferentes dinastías, hasta 1782 cuando el rey Rama I fundó la dinastía Chakri, que actualmente gobierna.

Longevidad de monarcas.

Vajiralongkorn fue coronado a principios de mayo después de tres días de celebraciones, un evento sin precedentes desde la coronación de su padre, Bhumibol Adulyadej, en 1950, quien tuviera el récord de longevidad de los monarcas del país tras haber reinado durante 70 años. A su muerte heredó una de las mayores fortunas reales del mundo a su hijo, que tomó posesión como Rey en 2016, pero que por tradición debió esperar tres años para la coronación por respeto al luto. Justo a 70 años de la coronación de su padre, Maha Vajiralongkorn recibe formalmente la corona.

Durante las celebraciones, el Rey desfiló por las avenidas de Bangkok en una larga procesión sentado en una silla dorada llevada por 16 soldados. Miles de tailandeses vestidos de amarillo acompañaron la peregrinación a lo largo de siete kilómetros. Una gran multitud de turistas estuvieron presenciando este magno evento. 

Homenaje a antepasados

La procesión incluyó la parada en tres templos budistas, donde Rama X rindió homenaje a sus antepasados y celebró rituales que se han llevado a cabo en todas las ceremonias de coronación en la historia de Tailandia. Estos rituales son heredados de las tradiciones budista e hindú, e incluyen el canto de las oraciones de los monjes budistas; un baño de purificación con agua sagrada que se recoge de los principales ríos y fuentes del Reino de Tailandia.

El heredero de Bhumibol Adulyadej, de 66 años, se sometió a la ceremonia de purificación y abandonó su uniforme militar blanco para usar un traje dorado y una corona de oro y diamantes de 7.3 kilogramos. El acto final se celebró en el Gran Palacio de Bangkok, finalizando con un saludo a la multitud que se reunió frente al balcón de la sala del trono Suddhaisavarya Prasad del palacio. Esta fue la oportunidad perfecta para presentar a la nueva reina: Suthida Tidjai, una ex azafata, nombrada como miembro de la fuerza aérea de Tailandia y recién desposada por el Rey Rama X el 1 de mayo, apenas unos días antes de la coronación.

Un matrimonio bien recibido

Aunque con sorpresa, la noticia de la boda fue bien recibida por la población. Este sería el cuarto matrimonio del soberano, ya padre de siete hijos, el último nacido de su tercer matrimonio, en 2014. 

Los canales de la televisión tailandesa transmitieron imágenes de la ceremonia, durante la cual Suthida, con un vestido tradicional de seda rosa, se rinde ante el rey vestido de uniforme blanco. A la boda, que tuvo lugar en la residencia real de Bangkok, también asistieron el primer ministro Prayuth Chan-ocha y otros altos funcionarios. El anuncio del matrimonio se produjo pocos días antes de las ceremonias para la coronación formal del soberano.

Después del luto

Después de la muerte de su padre Bhumibol Adulyadej en 2016, la coronación de Vajiralongkorn se retrasó para respetar el período de luto en honor del rey fallecido. Pidió la “paz” en un país que sigue dividido tras las elecciones legislativas de marzo. 

Esperanza de una Tailandia unificada.

A las 12:09, el soberano colocó la “Gran Corona de la Victoria” de siete kilogramos de esmalte de oro y piedras preciosas. La ceremonia, que mezcla los ritos budistas y brahmanistas heredados de la India, había comenzado exactamente dos horas antes, un horario cuidadosamente elegido por los astrólogos reales. 

Después de ser purificado por el agua de varias partes del país, al rey le fueron entregados los otros objetos emblemáticos de la realeza: una espada incrustada de piedras preciosas, un cetro de madera y oro, un abanico, un látigo de pelo de elefante y unas zapatillas bordadas con hilos de oro.

Tailandia unificada

Esta coronación simboliza la oportunidad para que Rama X unifique al reino, que ha tenido doce golpes desde 1932, incluyendo dos en el siglo XXI, y que hoy más que nunca se encuentra políticamente dividido después de las elecciones parlamentarias del 24 de marzo, la primera desde la toma de posesión por parte del ejército hace cinco años. 

Maha Vajiralongkorn, monarca de un país donde la realeza y el ejército están estrechamente vinculados, no esperó a ser coronado para controlar su posición en los asuntos reales, capturando a sus opositores sin demasiado esfuerzo, ya que la familia real está protegida por una ley severa que dicta que cualquier crítica o difamación de la monarquía es punible con 3 a 15 años de prisión.

La esperanza de una Tailandia unificada se reflejó al pronunciar sus primeras palabras como Rama X, diciendo que quería “reinar justamente” para la felicidad de sus habitantes, y pidió “el bienestar de la gente con el objetivo principal de prosperidad, seguridad nacional, paz y felicidad”.

Para visitar Tailandia

  • Visa:  A partir de abril, la visa tailandesa se procesa a la llegada al país (VOA, Visa on arrival), presentando todos los requisitos y documentos necesarios.
  • Transporte: Desde Ciudad de México, Aeroméxico ofrece vuelos directos a Shanghái, donde puedes conectar fácilmente con Thai Airways hacia Bangkok.
  • Dónde hospedarse: En la capital, te recomendamos el hotel Grand Hyatt Erawan Bangkok por su céntrica ubicación, su refinado y tradicional diseño y gran servicio.
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?