Edificios históricos: restauran fachada del edificio Valenzuela

La restauración consiste en retirar pintura vinílica para reponerla con pintura a la cal, limpieza de cantera, retiro de aplanados que están en riesgo de caerse.

Por: Francisco Mancera Figueroa

La arquitecta Libia Patiño Ojeda es la responsable de la restauración que tiene un permiso por parte de Desarrollo Urbano. Fotos: Francisco Mancera.

La arquitecta Libia Patiño Ojeda es la responsable de la restauración que tiene un permiso por parte de Desarrollo Urbano. Fotos: Francisco Mancera.

Celaya, Guanajuato.- El edificio histórico Valenzuela que se ubica enfrente del Templo del Carmen en Celaya está siendo restaurada con recursos privados. 

El director de Desarrollo Urbano, Jorge Granados Valencia explicó que este edificio está catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por lo que el dueño tuvo que solicitar el permiso de restauración ante esa instancia. 

La restauración consiste en retirar pintura vinílica para reponerla con pintura a la cal, limpieza de cantera, retiro de aplanados que están en riesgo de caerse y que son de cemento arena, limpieza del cancel en ventanas de madera y puertas de herrería. 

Son procedimientos autorizados por el INAH, la intención es remozar las fachadas del edificio con recursos privados y tienen todos los permisos que le requerimos”, comentó.

El funcionario informó que la arquitecta Libia Patiño Ojeda es la responsable de la restauración que tiene un permiso por parte de Desarrollo Urbano desde el pasado 12 de julio y por un año pero con la posibilidad de extenderse dependiendo las condiciones que se encuentra el edificio. 

Jorge Granados señaló que se desconoce si existe un proyecto para darle utilidad a este histórico edificio. 

El edificio Valenzuela se construyó entre 1895 y 1900 según algunos datos, y entre 1905 y 1907, según otros. Fue la casa de su constructor y dueño, Ciro Valenzuela Reynoso, quien fuera prefecto en las postrimerías del régimen porfirista.

Este histórico inmueble fue construido con bloques de cantera acarreados de la hacienda Las Canoas. Tiene tres niveles, sin soportes de cadena ni trabes.

Antiguamente fue ocupado por la botica “La Santísima” del propio Ciro Valenzuela, luego fue el colegio del profesor Ricardo Rábago y el Colegio La Corregidora

Luego la planta del edificio fue ocupada por el Banco Regional del Crédito Agrícola y Ganadero, el banco Santander, una tienda de ropa y una cafetería.

fmancera@am.com.mx 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?