Noticias

De Enrique Ruelas a Francisco Sánchez

El director escénico compartió su gusto por el teatro y cómo se integró al Proyecto Ruelas del FIC.

Por:

El leon

El leon

El director escénico Francisco Javier Sánchez Urbina, quien participa en el Proyecto Ruelas en San Juan de Abajo de León con la obra “El mercader de Venecia”, dio una entrevista donde habla sobre su quehacer artístico.
De padres zapateros comentó que es para él un privilegio ser parte de la actividad que le rinde homenaje al creador de los entremeses cervantino, así como el que se lo hayan asignado en una comunidad de su natal León.
“No es la primera vez para mí, ya he trabajado en comunidades (...) confío mucho en mis herramientas para el trabajo comunitario, hago un trabajo complementario; aparte de montar una obra, la obra nos revele nuestros propios problemas”.
Recordó que alrededor de hace tres año montó la obra de Hamlet en tres comunidades, dijo que al principio le preocupaba las peleas. “Tuve muchos amigos para que me ayudaran a resolver cosas que yo no puedo resolver yo solo”.
Con sus 25 años de experiencia en teatro, busca la forma de evitar los problemas y contar historias, “es lo más humano que tenemos, lo hizo nuestro abuelo, lo hizo nuestra madre, alguien nos contó una historia, el teatro permite crear una historia juntos”.
Respecto al apoyo para el montaje dijo que a los cuatro directores se les ofreció la posibilidad de apoyos artísticos, como un diseñador, un dramaturgo y un asistente de dirección.“El presupuesto que están ofreciendo para la producción es suficiente para hacer un proyecto de esta naturaleza”. La presentación se tiene prevista para espacios abiertos en donde sólo se usará vestuario y utilería.
Su integración al Proyecto Ruelas fue gracias al dramaturgo Jaime Chabaud, “él me dio clases de dramaturgia hace algunos unos años, le platiqué de mi experiencia en el teatro comunitario, entonces en diciembre me habló, me dijo que si estaba interesado en hacer obra de Shakespeare con personas de una comunidad”.
Dijo que envió su proyecto con tres opciones para trabajar con jóvenes: Trabajos de amor perdidos, El mercader de Venecia y Timón de Atenas. “El mercader de Venecia se aceptó, me avisaron al mes”.
Para contar con la participación de jóvenes de la comunidad, cada uno de los directores creó una propuesta de publicidad, por su parte Francisco Javier Sánchez Urbina se dio a la tarea de entregar volantes, pegar carteles. “Nos dieron la misión de idear la estrategia para que la gente de la comunidad se acerque”.
Recalcó que se podrá unir cualquier persona interesada, lo único que solicita es responsabilidad por parte de cada uno de ellos. “Saber que de mi trabajo depende el trabajo de los demás”. Dijo que en su primer año de creación, espera que el Proyecto Ruelas se consolide como una de las actividades más importantes del Festival Internacional Cervantino.
Comentó que los ensayos se harán al aire libre cerca de una iglesia. “Para mi el teatro es mi forma de vida porque lo que más disfruto es contar una historia, transformar el momento de alguien, yo confío que en los grandes cambios de una persona se dan en momentos muy pequeños”, finalizó.

En esta nota:
  • Cultura