Opinión

SEMILLAS ESTELARES

Los ciclos no se cierran… se purifican

Por:

DISEÑO: Grupo AM

DISEÑO: Grupo AM

Todos, absolutamente todos en algún momento hemos buscado cerrar ciclos con una expareja, un familiar, amigos, personas, algún centro de trabajo o hasta un lugar que nos trajo malos momentos. Lo digo por experiencia. 
 
Los métodos por el cual creía factibles para cerrar esos ciclos era externando, a través de una catarsis inconsciente, ese malestar que me apretujaba el pecho e hizo estragos en mi estómago. 

Solía hablar con amig@s, escuchar música, emborracharme o, simplemente, guardaba silencio para olvidar. Hoy comprendo que entre más me presionaba y esforzaba por cerrar esos ciclos, más sufría, pues, me llenaba de emociones negativas queriendo lograr lo imposible: el borrón y cuenta nueva.

IMPOSIBLE CERRAR CICLOS CON ALGUIEN 

Y sí, es imposible cerrar un ciclo; a continuación te lo explicaré. Una vez que tienes un contacto con una persona, un lugar o situación, ese contacto ‘por mínimo que sea’ impacta tu vida física, energética y mentalmente.

Por ejemplo, el poder del impacto con una pareja con la que estuviste años es brutal, pues esa persona modificó ampliamente tu vida y tú la de ella. Por eso es imposible cerrar ciclos, siempre habrá algo que viva en ti.

CULPAR A ALGUIEN ES LA ATADURA ‘MÁS RUÍN’ 

La forma más ruin y mediocre de mantener a una persona en tu vida, a nivel inconsciente, es culparla o culparlo por algo. Es decir, odiarla por lo que pasó. Pues, cuando la culpas buscas inconscientemente atarla a ti. 

Y ahora ¿qué hacer? Lo más prudente, único y sano es PURIFICAR CICLOS. Claro, sin menospreciar el trabajo terapéutico que puedes encontrar en una persona, libro o experiencia.  

A continuación comparto este método espiritual que encontré en un libro titulado “La Montaña” Volumen 1, escrito por Ricardo Perret. Por supuesto, lo recomiendo ampliamente; además que lo puedes descargar gratis de la página del autor.  

PURIFICAR ESPIRALES

Una vez que un ser humano entra en contacto con otro ser humano ‘se abre una espiral que jamás se cerrará’. Esa persona siempre vivirá en ti y habrá impactado tu vida para siempre.  De igual manera tú siempre vivirás en esa persona y habrás impactado su vida para siempre. 

Aunque el contacto dure por algunos segundos, la espiral con esta persona se abre y jamás se cierra. Se abren espirales, incluso, con personas que conoces al pasar, que alguien te presenta o que ves a lo lejos. 

En algunos casos las espirales que se producen con el contacto con otras personas se mantienen puras, pero en muchos otros casos las espirales presentan impurezas. 

Para purificar las espirales con cualquier otro ser humano con el que hayas tenido contacto y con quien sientas que las emociones están contaminadas, tienes que abrir tu campo de visualización: 

1. Cierra los ojos, respira profundamente unas cuatro o cinco veces. Una vez relajado dirás mental o expresamente las siguientes palabras imaginando que cada nivel (espiritual, corporal y mental) representa un lado del triángulo: 

a)    Nivel Espiritual
Gracias por todo lo que fuiste conmigo. 
Gracias por todo lo que yo fui contigo. 
b)    Nivel Corporal 
Gracias por todo lo que sentí y experimente contigo.
Gracias, por todo lo que sentiste y experimentaste conmigo.
c)    Nivel Mental
Gracias por todo lo que hice y pensé contigo. 
Gracias por todo lo que hiciste y pensaste conmigo.

2. Una vez dicho esto, vas a encerrar el triángulo en un círculo con estas palabras: 

De ti para mí, así todo tuvo que ser.
De mí para ti, así todo tuvo que ser.

Sentir gratitud por esas experiencias del pasado te sanan y te ayudan a liberar. Si en estas fechas del llamado “Amor y la amistad”, quieres honrar alguna relación pasada, es un buen momento para avanzar.

En esta nota:
  • PURIFICAR CICLOS
  • ciclos
  • ATADURA
  • La Montaña
  • espirales
  • Nivel Espiritual
  •  Nivel Corporal 
  • Nivel Mental

Comentarios