Reguetón provoca mayor actividad cerebral que música clásica: estudio

El reguetón mostró mayor activación  en las regiones del cerebro encargadas de procesar los sonidos (áreas auditivas) y de procesar el movimiento (áreas motoras), unas diferencias que resultaron mayores cuando se comparaban con la música clásica.

Avatar del

Por: Redacción

Reguetón provoca mayor actividad cerebral que música clásica: estudio

Reguetón provoca mayor actividad cerebral que música clásica: estudio

Un estudio realizado por investigadores canarios sobre la actividad cerebral publicado recientemente ha dado a conocer que el reguetón provoca una mayor activación en las regiones del cerebro encargadas de procesar no sólo los sonidos, sino también el movimiento, y con este estímula más que la música clásica, el folclore y la electrónica.

En una entrevista realizada por EFE, el neurocirujano del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Santa Cruz de Tenerife(Canarias), autor de una tesis doctoral que ha dado lugar al estudio Jesús Martín-Fernández explicó que la activación de las regiones cerebrales auditivas-motoras no ha sido aún explorado.

Para la investigación se seleccionaron 28 personas sin formación musical previa, con gustos musicales variados y una media de 26 años, el estudio fue realizado en el centro de investigación IMETISA, anexo al Hospital Universitario de Canarias, donde en primer lugar se hicieron pruebas para analizar las capacidades musicales.

Después se realizó una resonancia magnética funcional mientras los participantes escuchaban varios estilos musicales pero sin letra. Algunas de las pistas musicales que se emplearon fueron en reguetón "Shaky" de Daddy Yankee y "Ginza" de J Balvin; en electrónica "Passion" de Alberto Feria y "L’amour toujours" de Dzeko, en clásica el concierto en mi menor de Vivaldi y el minué de los aires en re de Luis Cobiella, y en folclore folías y malagueñas canarias.

Los resultados demostraron que por un lado anatómicamente el cerebro de cada participante y luego la señal BOLD, que consiste en ver qué áreas del cerebro reclutan oxígeno (que es lo que sucede cuando se activan) y a través de un software se representaron con diferentes colores según se activasen más o menos.

Esto dio como resultado que el reguetón mostrara mayor activación en las regiones del cerebro encargadas de procesar los sonidos (áreas auditivas) y de procesar el movimiento (áreas motoras), unas diferencias que resultaron mayores cuando se comparaban con la música clásica.

La mayor activación provocada por el reguetón implica que hay más regiones cerebrales auditivas y motoras que se activan y por lo tanto hay una mayor maquinaria trabajando en procesar la música.

"Es como si el reguetón, con ese ritmo peculiar y repetitivo nos preparara para el movimiento, para bailar sólo con escucharlo", dijeron los especialistas.

Subraya Jesús Martín-Fernández que el reguetón no siempre emplea acordes más básicos que otros estilos como la electrónica, pero sí los usa de una forma predecible además de tener un ritmo que no varía a lo largo de la canción.

La música clásica, por otro lado, es mucho más compleja, con mucha mayor variedad tímbrica, melódica y con un ritmo mucho menos marcado y por lo tanto, menos predecible.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?