Buscar

BICENTENARIO DE GUANAJUATO

Piden por la paz en la misa por los 200 años de Guanajuato libre y soberano

El arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras, también ofreció plegarias por los pobres, ancianos y desempleados en Guanajuato.

Escrito en Guanajuato el
Piden por la paz en la misa por los 200 años de Guanajuato libre y soberano
Funcionarios y autoridades eclesiásticas asistieron a la misa conmemorativa de los 200 años de Guanajuato como estado libre y soberano, celebrada en la Basílica de Guanajuato. Omar Ramírez.

Guanajuato, Guanajuato.- Con peticiones a Dios y a la Virgen para que cese la violencia y la inseguridad en el estado y el país, se celebró una misa por los 200 años de Guanajuato como estado libre y soberano en la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato.

Al acto religioso acudieron el gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien leyó la primera lectura; y Jesús Oviedo, secretario de Gobierno, quien leyó la segunda.

También asistieron la presidenta del Poder Judicial, María Rosa Medina Rodríguez; el diputado Miguel Ángel Salim, presidente del Congreso del Estado, así como secretarios de Estado y funcionarios estatales y municipales. Todos ellos se persignaron, se hincaron y comulgaron. También estuvo presente en la misa el obispo de Morelia, Carlos Garfias.

Alfonso Cortés Contreras, arzobispo de León, expresó: “No podemos olvidarnos, con mirada serena y objetiva, de las situaciones que vivimos en este tiempo de violencia, de no respeto a la vida y que tiene sus raíces en ocasiones en la pobreza educativa, cultural y espiritual. Tenemos necesidad de pedirle al Señor que la paz venga a nuestro destino, que se dé prisa”.

 

Lamenta pobreza extrema 

 

Señaló que en Guanajuato hay pobreza y pobreza extrema, que no es solo falta de ingresos, sino que también tiene que ver con cómo se sitúa uno en la vida, con tener sus necesidades fundamentales cubiertas, con desarrollarse en la vida y darse cuenta de que la vida merece ser vivida.

Cuando alguien se levanta con la inseguridad de no saber cómo va a concluir ese día, o si va a poder conseguir lo necesario para alimentarse y alimentar a su familias. Entonces, esa persona padece la agonía de la vida”, admitió.

También pidió no olvidar a los ancianos que viven en soledad y abandono, a los desempleados y a los niños sin padre que quedan en la más absoluta deriva, así como otros “que se han quedado al margen de la sociedad, corriendo el riesgo de ser descartados”.

Ellos nos interpelan y nos preguntan qué clase de sociedad estamos construyendo, qué sentido tiene nuestra vida. Esta pregunta nos exige una respuesta para construir relaciones sanas”.

Aunque también reconoció que “tenemos una gran reserva de personas y esa es la mayor riqueza de nuestro estado”.

Sobre el bicentenario de Guanajuato como estado libre y soberano, Monseñor recordó a quienes sufrieron, vivieron, trabajaron y dieron su vida para construir nuestro estado.

Alfonso Cortés también agradeció a los funcionarios estatales que han creado un buen sistema de salud y las condiciones sociales para vivir bien.

Pidió que en este aniversario de nuestro estado, todos seamos buenos ciudadanos, lo cual pasa por cultivar valores cívicos como la paciencia, la tolerancia, el respeto al prójimo, el cuidado del medio ambiente, no vandalizar el espacio público y respetar las preferencias de otros.

 

Cita a José Alfredo Jiménez 

 

Como buen guanajuatense, el arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras, citó algunas de las famosas y clásicas canciones de José Alfredo Jiménez, como aquella que dice: “En León la vida no vale nada, comienza siempre llorando y así llorando se acaba”.

Luego, citó: “El Cristo de tu Montaña del Cerro del Cubilete, consuelo de los que sufren, adoración de la gente”.

Por su parte, el obispo de Celaya, Víctor Aguilar Ledesma, pidió en su homilía: “Permítenos poner bajo tu manto de misericordia a la ciudad, a nuestro estado de Guanajuato y a la nación mexicana”.

“En Ti, Virgen Santísima de Guanajuato, está puesta la esperanza de nuestro pueblo, defiéndelo de toda adversidad, manda la paz a esta nación mexicana. Y haz que terminen ya la corrupción y la división que están acabando con ella.

“No permitas que nos abrumen el odio y la violencia. Sigue bendiciendo a todo nuestro Estado de Guanajuato que hoy te da gracias por haber sido reconocido Estado libre y soberano. Y a nuestra ciudad, concediéndole justicia, seguridad y unidad”.

La oración de los fieles se hizo por los servidores públicos, por todos los ciudadanos de México y “por la reconstrucción del tejido social y por todos los que han muerto por la violencia en este País”.

 

¿Y el Estado laico?

 

Las ofrendas ante el altar corrieron a cargo de Enrique Hernández, secretario de Educación; Adriana Camarena, directora del Instituto Estatal de Cultura; Juan Carlos Alcántara, jefe de gabinete del gobernador; Alan Márquez, coordinador de Comunicación Social; Soledad Aguayo, coordinadora general Jurídica; y Antonio Navarro, director del Instituto de las Juventudes.

Esta misa se hizo a pesar de que en la Constitución Federal se establece que México es un Estado laico. Entrevistado al respecto, el secretario de Gobierno, Jesús Oviedo, dijo: “Porque fue parte de los festejos y de mucha gente que está participando. Así como con los católicos, así con los demás grupos religiosos. Mañana estaremos con el Consejo Interreligioso”.

Agregó que así lo decidió la Comisión Estatal que organizó los festejos del bicentenario.

 

Algunos de los asistentes a la misa por los 200 años de Guanajuato como estado libre y soberano: 

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Foto: Omar Ramírez. 
Jesús Oviedo, secretario de Gobierno. Foto: Omar Ramírez.
Javier Mendoza Márquez, alcalde de Celaya. Foto: Omar Ramírez.
Alejandro Navarro Saldaña, alcalde de Guanajuato. Foto: Omar Ramírez.

LALC

Escrito en Guanajuato el
Reportera con 27 años de experiencia en medios impresos. Su especialidad es la cobertura de temas políticos, que abarcan: Congresos locales, partidos políticos y órganos electorales. Buscar exclusivas es su método de trabajo número uno. Le interesa y le gusta especialmente extraer notas de documentos, considera que es más valioso, relevante, contundente e irrefutable que las declaraciones de los funcionarios o políticos. También, cuando es necesario o se presenta la ocasión, le gusta indagar temas del Poder Judicial o cualquiera que implique historias humanas.

AManece Guanajuato

Mantente al día con las últimas noticias de Guanajuato, suscríbete gratis con tu correo

Amanece Guanajuato