Ante la decepción y el desengaño

Dice la Biblia que a los arrepentidos quiere Dios, pero el caso de quienes se han arrepentido de haber votado por López Obrador son queridos y valorados por la mayoría de mexicanas y mexicanos que queremos un país próspero y unido.

Avatar del

Por: Lourdes Casares de Félix

Dice la Biblia que a los arrepentidos quiere Dios, pero el caso de quienes se han arrepentido de haber votado por López Obrador son queridos y valorados por la mayoría de mexicanas y mexicanos que queremos un país próspero y unido. Es de sabios reconocer cuando uno se equivoca como lo fue el caso de la actriz Susana Zavaleta que después de haber expresado con efusión su apoyo al presidente actual, después, aunque con tristeza, reconoció su error y mencionó su decepción. Otra famosa que se unió al grupo de arrepentidos es Paty Navidad que defendía con pasión al mandatario. Ella también ya expresó en sus redes su desacuerdo con lo que hace el gobierno, aunque dejó claro su apoyo por México y los mexicanos. 

Antes de que personajes famosos dejaran de apoyar al presidente por no estar de acuerdo con su forma de administrar al país, hubo funcionarios que dejaron sus cargos. La primera en renunciar al proyecto de la Cuarta Transformación fue la responsable del Programa de Estancias Infantiles, Clara Torres, siguiéndole Mara Gómez encargada de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. 

De las renuncias más notables al equipo de trabajo de AMLO fueron de unos secretarios de Estado: Carlos Urzúa quien se retiró de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y expresó su desacuerdo con el gobierno del presidente López Obrador de "tomar decisiones de política pública sin el suficiente sustento", "me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública", dijo. Javier Jiménez Espriú también dimitió como secretario de Comunicaciones y Transportes externando su desacuerdo con la decisión presidencial de transferir el control de los puertos a la Secretaría de Marina. “Lamento profundamente no haber tenido éxito en transmitirle mi convicción y mi preocupación, sobre la grave trascendencia que tiene esta medida para el presente y el futuro de México, tanto en lo económico como lo político”, apuntó Jiménez Espriú en su carta de renuncia. 

Valiente fue la renuncia de Germán Martínez Cázares a la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por la política de austeridad que provoca escasez de medicamentos al pueblo de México. 

Más ejemplos de arrepentidos: Porfirio Muñoz Ledo, diputado morenista que dice “Morena es un ejemplo de corrupción y podredumbre”; Víctor Trujillo, Brozo, reconoce haber votado por AMLO, pero ahora le reclama sus ocurrencias y su resentimiento que alienta la división entre los mexicanos. 

El fuego de la esperanza en la 4T se apaga día con día con las malas decisiones que toma el gobierno, las descalificaciones y culpas que reparte, la dañina acumulación de poder que concentra. Estas son algunas de las razones que provocan ese arrepentimiento y decepción. 

Omito incluir la ruptura del Partido Redes Progresistas (PRP) con Morena operado por la maestra Elba Esther Gordillo ya que a fecha cercana a la votación sorprende reconociendo que estamos “perdiendo a México” pudiendo ser ésta solo una estrategia.  

acentodemujer@hotmail.com

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?