Buscar

INSUMISAS

El asesinato de Mahsa Amini

INSUMISAS

Escrito en Hidalgo / Opinión el
El asesinato de Mahsa Amini

Mahsa Amini, una joven de 22 años, murió el viernes tres días después de ser hospitalizada tras su arresto por la policía de la moral por violar el estricto código vestimentario que se impone en Irán a las mujeres, en especial el porte del velo.

El 13 de septiembre, Mahsa Amini fue arrestada en Teherán por "usar ropa inapropiada" por la Policía de la Moral, una unidad encargada de hacer cumplir el estricto código de vestimenta de la República Islámica de Irán para las mujeres.

Mientras se encontraba en la calle con su hermano, Mahsa fue detenida y conducida a una sede de la Policía de la Moral para una “clase de reeducación”, pero, tras dos horas de espera frente a la comisaría, su hermano descubrió que la joven había sido trasladada en coma en ambulancia a un hospital de la capital iraní. En ese tiempo, él y otros testigos pudieron escuchar gritos y varias mujeres que salieron del lugar dijeron que “habían matado a alguien”.

La mujer ingresó en el centro hospitalario “sin signos vitales” precisó luego la institución sanitaria. La versión de la policía es que la joven estaba enferma previamente y que sufrió un ataque cardíaco mientras esperaba con otras mujeres detenidas, una afirmación refutada por la familia de Amini, que sostiene que gozaba de buena salud.

Amini entró en coma tras su detención y murió el 16 de septiembre en el hospital, según la televisión estatal y su familia. Los activistas calificaron su muerte como "sospechosa", pero la Policía de Teherán dijo que "no hubo contacto físico" entre los agentes y la víctima.

En Irán, es obligatorio cubrirse el cabello en público. La policía de la moral prohíbe además que las mujeres usen abrigos cortos arriba de la rodilla, pantalones ajustados y jeans con agujeros, así como atuendos de colores llamativos, entre otros.

Según la interpretación iraní de la sharía o ley islámica, las mujeres están obligadas a cubrirse completamente el pelo y llevar ropa larga y holgada. Las infractoras se enfrentan a reprimendas públicas, multas y arrestos pero, en los últimos años, las activistas por los derechos de la mujer han instado a las iraníes a quitarse el velo, y numerosas jóvenes han difundido imágenes y vídeos en redes sociales como Facebook con la cabeza al descubierto o bailando en la calle, otro acto penado por la ley.

La muerte de Amini se produce en medio de crecientes informes sobre actos represivos contra mujeres, incluido prohibirles el ingreso a oficinas gubernamentales y bancos a aquellas que se considera, no cumplen con el código de vestimenta islámico.

El asesinato de la joven ha provocado protestas en la capital, Teherán, pero los más violentos enfrentamientos se produjeron en la provincia del Kurdistán iraní, de donde era originaria Amini. Activistas de derechos humanos dijeron que cuatro manifestantes resultaron muertos en estos enfrentamientos, y decenas heridos y detenidos.

Testimonios y videos que circulan en las redes sociales "indican que las autoridades usaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes y aparentemente utilizaron fuerza letal en la provincia del Kurdistán", dijo Human Rights Watch, ONG basada en Nueva York.

Imágenes divulgadas en las redes sociales mostraron duros enfrentamientos especialmente en la localidad de Divandareh entre manifestantes y fuerzas de seguridad, y se escuchan sonidos de disparos.

La muerte de Amini ha generado un clamor internacional, y el propio Secretario de Estado norteamericano Antony Blinken llamó el lunes "al gobierno iraní a poner fin a su sistemática persecución de mujeres y a permitir protestas pacíficas".

Muchas mujeres han compartido su experiencia con la llamada Policía de la Moral, hoy en el ojo del huracán, por ser la responsable de la captura de Mahsa y de miles de mujeres en las calles de Irán a las que muchas veces atacan con violencia. Su único pecado: llevar mal el velo.

ACLARACIÓN       
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo
Escrito en Hidalgo / Opinión el