Milagros y hechos inexplicables

Se le llama milagro a un evento que aparentemente no tiene una explicación natural o basada en leyes científicas. Sin embargo, esta palabra también es utilizada para hacer referencia a hechos que estadísticamente son poco probables pero que no contradicen las leyes de la naturaleza.

Avatar del

Por: Vicente Aboites

Se le llama milagro a un evento que aparentemente no tiene una explicación natural o basada en leyes científicas. Sin embargo, esta palabra también es utilizada para hacer referencia a hechos que estadísticamente son poco probables pero que no contradicen las leyes de la naturaleza.

Así mismo, igualmente se utiliza para describir coincidencias muy poco probables. Un enfoque deísta sobre los milagros considera a éstos como resultado de la intervención divina en los asuntos del mundo. Algunos sostienen que lo que llamamos milagro es solo el resultado de información falsa o incompleta, como podría ser, por ejemplo, una ilusión óptica, o simplemente consideran a los milagros como el resultado de errores cognitivos, recordemos que nuestras facultades cognitivas pueden alterarse por varios factores como estrés, cansancio o el uso de drogas.

Algunos filósofos como Baruch Spinoza consideran que los milagros son imposibles pues son violaciones a las leyes de la naturaleza, allí tendríamos a Dios -quien es creador del universo y de sus leyes- actuando contra las leyes del universo, es decir; ¡Dios actuando contra Dios! lo cual, de acuerdo a Spinoza, es absurdo.

Por su parte David Hume considera a un milagro solamente como una violación a las leyes de la naturaleza. Con candorosa sencillez el filósofo Elbert Hubbard afirmó que; “un milagro es un evento descrito por individuos a quienes ese hecho les fue narrado por personas que no lo presenciaron”.

Una visión literaria de algunos milagros está dada por Hermann Hesse cuando dijo: “Y no es que existan las casualidades, simplemente, cuando alguien busca algo siempre lo encuentra.  Es el deseo de la persona lo que hace que las cosas sucedan, su necesidad lo lleva a ello”.

Por otra parte, también sabemos que la teoría matemática de la dinámica de sistemas nos muestra cómo fácilmente un sistema dinámico no lineal puede dar lugar a acontecimientos inesperados que estadísticamente son muy poco probables.

Con gran sensatez San Agustín dijo que los milagros no son contrarios a la naturaleza, sino solo contrarios a lo que sabemos sobre la naturaleza.  Para explicar esto imagine usted los siguientes dos imposibles ejemplos; a un hombre de hace mil años le mostramos una lámpara incandescente, y a una persona de hace un siglo le mostramos un disco compacto y una videocasetera. Seguramente ambos pensarán que lo que ven se trata de un milagro, de un hecho inexplicable, aunque nosotros sabemos que tienen una explicación científica clara. Recordemos que sobre este argumento con agudeza Arthur C. Clarke afirmó: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”.

En su libro de Matemáticas Recreativas, Y. I. Perelman dedica algunas secciones a discutir acontecimientos que simplemente resultan imposibles. Por ejemplo, en un capítulo se discute: “Las matemáticas y la leyenda sobre el diluvio”, en donde examina las siguientes preguntas: i) ¿Pudo ocurrir el diluvio? Y, ii) ¿Es posible el arca de Noé? Respondiendo negativamente a ambas preguntas después de analizar los siguientes puntos: 1.- ¿Es posible que haya un aguacero que cubra totalmente la superficie del globo terrestre de modo que el agua sobrepase a las montañas más altas? Y 2.- ¿Pudo el arca de Noé dar cabida a todas las especies de animales terrestres? La respuesta a estas preguntas es sencilla después de algunos cálculos matemáticos básicos.

Para responder a la primera pregunta se debe recordar que el agua de la lluvia proviene del vapor que se encuentra en la atmósfera terrestre. Una columna de aire atmosférico de un metro cuadrado de base contiene, en término medio, unos 16 kg de vapor de agua, no pudiendo exceder de 25 Kg. Por tanto, 25 kg de agua (25,000 gr de agua) ocupan un volumen de 25,000 centímetros cúbicos, el cual es el volumen de la capa de agua correspondiente a una superficie de un metro cuadrado (100cm x 100cm) o 10,000 centímetros cuadrados. Dividiendo el volumen por la superficie de la base obtendremos el espesor o profundidad de la capa de agua; 25,000/10,000 igual a 2.5 centímetros. Por tanto, extrayendo la totalidad de la humedad de la atmosfera terrestre en todo el planeta podríamos conseguir solamente una elevación de agua en todo el planeta de solamente 2.5 cm. 

Considerando que la montaña más alta del planeta, el Everest, tiene casi 9,000 metros de altura, podemos ver que la leyenda del diluvio, que afirma cubrir todas las montañas, está exagerada en 360,000 veces.  Por otra parte, considerando que, según la narración bíblica, el arca de Noé tenía 300 codos de largo por 50 codos de ancho (un codo es aproximadamente 0.45 metros), vemos que el área habitable del arca es tres veces (tres niveles) 135 metros de largo multiplicado por 22.5 metros de ancho, lo cual nos da 9,120 metros cuadrados. 

Tan solo considerando a 5,500 especies de mamíferos y al espacio destinado para alimentarlos durante los 150 días que duró el diluvio, a cada pareja de animales salvados le hubiera correspondido 9,120 dividido entre 5,500 igual a 1.6 metros cuadrados por pareja de mamíferos, lo cual es evidentemente insuficiente además de que faltaría espacio para unas 10,400 clases de aves, 10,000 reptiles, 4,800 anfibios, y un millón de insectos, así como espacios para almacenar alimentos, pasillos y la extensa familia de Noé.

En conclusión, la leyenda bíblica del diluvio universal está de tal modo en contradicción con los cálculos matemáticos más elementales que es imposible que pueda ser verdadera.

Resulta útil antes de aceptar cualquier narración sobre cualquier tema reflexionar sobre su veracidad y consistencia con las leyes básicas de la naturaleza. Si hay contradicciones lo más sensato es rechazar la narrativa y buscar otra explicación lógica consistente con las leyes naturales.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?