Buscar

Niño x Niño: Pubertad femenina, ¿cuándo?, ¿cómo?, y ¿qué hacer?

El doctor Arturo del Monte de la Fundación Niño x Niño habla de la pubertad femenina

Escrito en Salud el
Niño x Niño: Pubertad femenina, ¿cuándo?, ¿cómo?, y ¿qué hacer?
El doctor Arturo del Monte de la Fundación Niño x Niño habla de la pubertad femenina. Foto: iStock.
Niño x Niño: Pubertad femenina, ¿cuándo?, ¿cómo?, y ¿qué hacer?

Por: Dr. Arturo del Monte Morán

Dr. Arturo del Monte Morán. Foto: Cortesía. 

Como padres de nuestras hijas a menudo nos cuestionamos cuando será el momento en que mi hija tendrá los primeros cambios de pubertad y si estarán ocurriendo en el margen de la normalidad. Nos preocupa enterarnos de que las niñas están experimentando su primer periodo menstrual, también llamado “menarca”, a una edad más temprana. En otras ocasiones sabemos que nuestras niñas ya están experimentando cambios de pubertad, pero desconocemos si el ritmo de progresión está ocurriendo de manera adecuada.  

En los siguientes párrafos se abordan algunas definiciones, que nos ayudaran a comprender si esto ocurre dentro de parámetros fisiológicos (normales), patológicos (anormales) y en el tiempo normal en el que deben ocurrir. 

La pubertad es un fenómeno biológico que ocurre en individuos inmaduros sexualmente, dando lugar al proceso de maduración sexual hasta su conclusión y que experimentamos la especie humana de manera muy particular, distinguiéndose también características propias según el género. Así mismo, dentro de las diferentes poblaciones humanas se tienen características de inicio, ritmo y conclusión de la pubertad distintas, que son importantes considerar en la atención médica. 

En población mundial, siendo la referencia que adoptamos en México, la pubertad femenina puede dar inicio de manera normal a partir de los 8 años y con edad límite normal a los 13 años de edad. El primer signo observado es el crecimiento glandular mamario, que en términos médicos se denomina “telarca”

Fisiológicamente, la pubertad ocurre por la activación del eje endocrino (hormonal), denominado hipotálamo-hipófisis-ovario o simplemente eje ovárico, que tiene como características la elevación de las hormonas finales de ese eje, estradiol y progesterona. El incremento en las concentraciones de estradiol durante la pubertad, genera crecimiento de la glándula mamaria, crecimiento lineal acelerado (talla) y cierre de los cartílagos de crecimiento y finalización del crecimiento. Estradiol y progesterona generan crecimiento de órganos internos como ovarios y del útero, y su adecuada secreción regulan los ciclos menstruales y darán la capacidad reproductiva.

En un tiempo comprendido entre 1 y 3 años de haber iniciado la telarca, se puede esperar que ocurra la menarca. Casi siempre, con tendencia a ocurrir cerca de 18 a 24 meses posterior. El inicio y progresión de los eventos de pubertad, varía de niña en niña, teniendo como principales factores que aceleran o ralentizan su progresión, la herencia parental (genes familiares), incremento del peso visto por incremento del índice de masa corporal, ya que entre mayor es el peso, la pubertad progresa más rápido. Otro factor que se asocia a un inicio temprano y aceleración del ritmo de pubertad, es el antecedente de que esa niña haya nacido con peso y/o estatura bajos para su edad gestacional, entre otros factores. 

Dicho esto, es anormal la presencia de telarca antes de los 8 años y deberá estudiarse si esta se encuentra asociada a pubertad o puede presentarse como un evento aislado. Esta condición de telarca prematura aislada, suele presentarse en niñas pequeñas y tiene un carácter transitorio, pero para determinar este diagnóstico requiere una revisión médica y realizar algunos estudios para descartar pubertad. La telarca por activación del eje ovárico antes de los 8 años y la menarca que inicia antes de 9 años, se consideran pubertad precoz de origen central. 

Otros signos no propios de la activación del eje ovárico, pero asociados a pubertad y que su aparición temprana alerta a los padres, es la aparición de olor axilar adulto, acné comedónico (puntos negros y pequeñas pápulas en la cara), vello axilar y vello púbico, corresponden a la elevación de hormonas provenientes de la glándula suprarrenal en un fenómeno denominado adrenarca y que también tienen inicio normal después de cumplidos 8 años y es anormal antes de 8 años, diagnóstico conocido como adrenarca prematura

La identificación claramente o sospecha de pubertad precoz, y adrenarca prematura implica la necesidad de acudir a recibir atención médica, que requerirá el interrogatorio médico, exploración física y probablemente algunos estudios, entre ellos estudios de laboratorio, valoración de la edad ósea por rayos x y ultrasonido de los órganos pélvicos. En ocasiones puede ser requerida una resonancia magnética de la región de la hipófisis e hipotálamo especialmente si las niñas experimentan pubertad precoz antes de los 6 años. La atención primaria la otorga el médico de primer contacto, que puede ser un médico general, familiar o pediatra, quienes derivarán al especialista de esta condición que es el endocrinólogo pediatra

Escrito en Salud el

Las 8AM

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am