Vivir+

Nasa descubre un nuevo ciclón en Júpiter; es tan grande que podría tragarse a Texas

La nave espacial Juno, que orbita alrededor de Júpiter, captó el surgimiento de un nuevo ciclón de proporciones masivas.

Avatar del

Por: Redacción

Júpiter es un gigante gaseoso, donde las tormentas masivas son comunes en su superficie. FOTO: NASA

Júpiter es un gigante gaseoso, donde las tormentas masivas son comunes en su superficie. FOTO: NASA

Estados Unidos.- La nave espacial Juno, que fue enviada por la NASA a explorar a Júpiter desde 2011, reportó el descubrimiento de un nuevo ciclón en el polo sur del planeta; una tormenta tan masiva que ocupa la misma superficie que todo el estado de Texas.

De acuerdo con el reporte oficial de la NASA, este nuevo ciclón se integró a un sistema de huracanes que había sido captado desde 2016, y que se había mantenido estable desde entonces.

En un inicio, se trataba de cinco ciclones masivos arreglados en una forma pentagonal, con otra gran tormenta en el medio. Ahora, un nuevo huracán se ha unido al sistema, que ha pasado a tomar la forma de un hexágono casi perfecto, y que en conjunto tiene el tamaño suficiente para tragarse a toda la Tierra.

El sistema de tormentas forma un hexágono casi perfecto que es tan grande que podría tragarse a toda la Tierra. FOTO: NASA

Esta nueva tormenta es más pequeña que sus otros seis ciclones hermanos ya establecidos; es del tamaño de Texas. Tal vez datos de JIRAM (el aparato de mapeo infrarrojo que carga la sonda Juno) de vuelos posteriores nos mostrarán si este nuevo ciclón está creciendo al igual que sus vecinos", explicó Alessandro Mura, coinvestigador de la misión Juno del Instituto Nacional de Astrofísicos de Roma.

El huracán central podría engullirse a los Estados Unidos, mientras que el más pequeño es del tamaño de Texas. FOTO: NASA

Los sensores de Juno, que sobrevuela Júpiter a 3 mil 500 kilómetros de altura, detectaron que los vientos de la nueva tormenta se mueven a alrededor de 362 kilómetros por hora, casi igual que los demás ciclones que lo acompañan.

Esta imagen de Júpiter fue hecha a través del procesamiento de la información recolectada por Juno. FOTO: NASA

Este último descubrimiento de Juno ocurrió casi por casualidad, pues los científicos de la NASA se vieron obligados a alterar la ruta de la nave para evitar quedar detrás del planeta y entrar en su lado oscuro, donde la ausencia de luz solar habría dejado a la nave sin su fuente de energía,

Tras improvisar una maniobra que evitó que la nave quedara varada, los científicos apuntaron los instrumentos al polo sur del planeta gigante, y fue cuando descubrieron el nuevo huracán.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?