‘Ven a México en Diego Rivera’: se cumplen 64 años su muerte

Hoy se recuerda el aniversario luctuoso del pintor Diego Rivera, quien a pesar de haber nacido en Guanajuato, solo lo visitó una vez después de haberse ido a la Ciudad de México

Avatar del

Por: Regina Solórzano

1/7
Cuando Rivera volvió a la Capital, fue para develar una placa afuera de su casa. / Fotos: Especial

Cuando Rivera volvió a la Capital, fue para develar una placa afuera de su casa. / Fotos: Especial

Diego Rivera volvió a su natal Guanajuato en 1856.

Diego Rivera volvió a su natal Guanajuato en 1856.

‘Ven a México en Diego Rivera’: se cumplen 64 años su muerte

‘Ven a México en Diego Rivera’: se cumplen 64 años su muerte

Se presume que este dibujo lo hizo mientras vivió de niño en Guanajuato.

Se presume que este dibujo lo hizo mientras vivió de niño en Guanajuato.

Sus padres, Diego Rivera Acosta y María del Pilar Barrientos.

Sus padres, Diego Rivera Acosta y María del Pilar Barrientos.

Dentro del museo, existe una representación de su casa.

Dentro del museo, existe una representación de su casa.

Máscara mortuoria del pintor.

Máscara mortuoria del pintor.

Guanajuato. Hoy se conmemora el aniversario luctuoso número 64 del muralista mexicano Diego Rivera, quien nació en Guanajuato el 8 de diciembre de 1886.

Te puede interesar Recuerdan a Diego Rivera a nivel internacional y en redes sociales

La casa número 47 de la calle Positos fue testigo silencioso del nacimiento de Diego Rivera y su hermano gemelo Carlos María, quien falleció al año y medio de edad, cuando apenas era un niño. 

Por su parte, Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez, como era su nombre completo, se convertiría en uno de los artistas mexicanos más reconocidos en el país y en el mundo entero.

No se tiene certeza de la fecha en que sus ascendientes llegaron a vivir a la ciudad, sin embargo, sabemos que su abuelo paterno era un militar español que tenía inversiones en la minería, pues por aquellos años, Guanajuato había alcanzado cierta estabilidad económica gracias al auge minero que había propiciado el gobierno de Porfirio Díaz.

Sus padres, Diego Rivera Acosta y María del Pilar Barrientos eran de ideas liberales y ésta es una de las teorías que podrían explicar su decisión de mudarse a la Ciudad de México cuando el pequeño artista apenas tenía 6 años de edad.  

Existe otra versión, más contundente aún, que asegura que lo anterior se debió a problemas económicos, pues Don Diego Rivera Acosta era profesor de primeras letras y su salario no era suficiente.

En Positos 47 vivió Diego con sus padres y sus tías maternas, siendo la tía Vicenta la más conocida de todas. En esta casa, que se convirtió en museo desde 1975, Diego manifestó por primera vez su habilidad artística; quienes lo conocieron, aseguran que era una persona muy curiosa y le gustaba dibujar todo lo que veía.

El único dibujo que Diego realizó en Guanajuato, fue un trenecito que se atribuye a sus primeros años de edad. Posiblemente, lo pintó inspirado en el ferrocarril que pasaba por la ciudad en aquel tiempo, y llamaba la atención de un niño pequeño en la tranquila y provincial Guanajuato.

Una vez en la Ciudad de México, Diego Rivera desarrolló de manera profesional su gusto por la pintura, disciplina que estudió en la Academia de San Carlos y Europa, en países como España y Francia. 

Sus estilos fueron variados, y a pesar de que su trabajo más reconocido es el que desempeñó como integrante del movimiento muralista mexicano, también incursionó en el cubismo y el surrealismo; así como en diversas técnicas como el puntillismo, la acuarela y el grabado.

De acuerdo con la historiadora del arte, Marisa Andrade Pérez, a pesar de que en la producción artística de Rivera no se observan alusiones a Guanajuato, posiblemente en su afán por rescatar a los artistas de provincia y su interés por los ex-votos y las escenas cotidianas que solía representar, pudieron derivarse de la semillita que le quedó de sus orígenes guanajuatenses, aunque en su obra se observa con mayor fuerza la influencia del arte mexicano y europeo.

Es como presumir a los hijos pródigos, aquellos que llevaron a conocer al extranjero nuestro país. Diego Rivera es el artista nacional más reconocido. En el extranjero ven a Diego y ven a México", afirmó la historiadora.

Su único regreso 

Diego Rivera regresó únicamente una vez a Guanajuato. Lo hizo para atender a la invitación que le hizo el gobierno del estado para develar una placa afuera de su casa. 

Aquella ocasión, en 1856, apenas un año antes de morir, Diego estuvo acompañado de su cuarta y última esposa, Emma Hurtado, así como de algunos integrantes de su familia que quedaron retratados para la posteridad en las calles de la ciudad.

Diego Rivera murió un día como hoy, pero de 1957, en la Ciudad de México. Tenía 70 años y a causa de una insuficiencia cardiaca, posiblemente derivada del cáncer que padecía desde varios años atrás.  

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?