La obra de teatro 'Rebelión' relata un mundo distópico que parece no estar tan alejado de la realidad

Es una obra que se gestó en 2021, es decir, durante la pandemia por Covid-19; es por ello que adquiere matices reflexivos que comenzaron desde sus creadores.

Por: Cynthia Esmeralda Mares Palacios

1/4
Rebelión de Roberto Mosqueda

Rebelión de Roberto Mosqueda

Obra unipersonal e interdisciplinar

Obra unipersonal e interdisciplinar

Roberto Mosqueda y Paola Arenas

Roberto Mosqueda y Paola Arenas

Jacky Smith, Francisco y Araceli Rodríguez

Jacky Smith, Francisco y Araceli Rodríguez

El virus de la “sombra marrón” azota a una civilización en la que las mujeres están desapareciendo. El Régimen gobierna de una forma cruel y despiadada, por lo que un ex sicario mutante podría ser el guía hacia la Rebelión mientras libra sus propias batallas internas.

Éste es el argumento bajo el que se erige Rebelión, una obra de teatro unipersonal e interdisciplinar pues combina teatro y danza. Fue creada y protagonizada por Roberto Mosqueda con el apoyo del Sistema de apoyos a la creación y proyectos culturales (Fonca).

A decir de Paola Arenas, productora ejecutiva de la obra, en ésta se habla de un mundo distópico causado por el ego humano y aborda temas actuales sobre problemáticas sociales

“Rebelión toca muchos temas que están actualmente a flor de piel. Es un montaje de ciencia ficción que nos habla de mundos distópicos, sobre un virus que está aquejando a la humanidad y de cómo unos disidentes empiezan a crear esta rebelión en contra del sistema que está dominando”. 

Asimismo, relata la historia de dos personajes: Badi, un líder revolucionario social que es asesinado, y el ex sicario Sin Nombre quienes libran sus propias batallas internas; ambos papeles son interpretados por Mosqueda quien con gran destreza transita de uno a otro de una manera muy clara.

Si bien es una propuesta relativamente nueva ya que apenas se estrenó el pasado noviembre, ha causado mella y ha sido muy favorecida por la principal crítica que es el público.

“La verdad ha sido muy grata la respuesta. Al final de la función abrimos un espacio por si alguien tiene alguna duda o comentario; preguntamos si el público cree que esta rebelión sea posible en esta sociedad y hemos recibido comentarios muy bellos de parte del público donde sí creen que tenemos que cambiar las cosas, sobre todo cómo están los sistemas y el nivel de violencia en el que vivimos”, comentó Paola Arenas.

Otro de los mensajes que deja Rebelión es que las personas debemos empezar a cambiar nosotros mismos, analizar quiénes somos y cuestionarnos cómo estamos construidos. Esas mismas cuestiones fueron las que se realizaron durante la investigación y cuyas respuestas dieron origen al argumento.

La productora informó que Rebelión comenzó hace tres años durante la realización de la obra Flores para los muertos, para la que Roberto Mosqueda llevó a cabo un focus group con hombres de diversas características, ideologías, etcétera, en el que hablaron sobre qué los hacía ser hombres y a partir de ahí se comenzó la investigación teórica.

Es una obra que se gestó en 2021, es decir, durante la pandemia por Covid-19; es por ello que adquiere matices reflexivos que comenzaron desde sus creadores.

“Hablábamos Roberto y yo sobre el ego humano y las renuncias. Éste (Rebelión), comenzó siendo un proyecto muy ambicioso y, conforme avanzó la investigación y el proceso de montaje, nos dimos cuenta de que a quien principalmente le pegaba esto era a nosotros mismos. Tuvimos que hacer renuncias en cuanto a muchos elementos en la creación, pero nos llevó a encontrar un sentido mucho más profundo y más honesto para la obra”, confesó Paola Arenas.

Seguirá presentándose durante 2022

Durante este 2021, Rebelión se presentó en León, en la Smith Academy y en Teatro Aurora del Instituto Oviedo; también en la Ciudad de México en la Infinita compañía. 

Arenas adelantó que para 2022 seguirán dando funciones “en todos los lugares posibles”.

Este montaje de Roberto Mosqueda cuenta con la música original de Eduardo Esquivel, el diseño sonoro de Joel Falcón, en la imagen Hanani Palomares y Paola Arenas como productora ejecutiva.

Asimismo, sus asesores Jaime Sierra en la coreografía y Gina Álvarez en la parte dramatúrgica potenciaron el talento con el que ya cuenta el crew de Aopar Escena.




 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?