Anticipan guerra comercial con Estados Unidos.

Directivos del sector automotriz censuran los incentivos del vecino del norte a vehículos eléctricos; aseguran que respaldarán decisión del Gobierno Mexicano

Avatar del

Por: Frida Andrade, Agencia Reforma, Ciudad de México

León, Guanajuato. Imponer aranceles a Estados Unidos debido a su iniciativa de dar créditos fiscales en la compra de vehículos eléctricos hechos en ese país podría provocar una guerra comercial con México, refirió en conferencia Fausto Cuevas, director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

De acuerdo con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), lo que podría hacer el Gobierno mexicano es establecer aranceles a la importación de aquellos productos que lleguen de Estados Unidos, los cuales pudieran tener un valor equivalente a la afectación que el incentivo fiscal genere en la industria automotriz en México, dijo Cuevas.

Sin embargo, no creo que esa sea la solución porque nos estaría llevando a una guerra comercial que no beneficia lo que realmente estamos buscando, que es la integración regional de la industria", afirmó Fausto.

La iniciativa estadounidense "Build Back Better" contempla incentivos fiscales que van desde los 7 mil 500 hasta los 12 mil 500 dólares para los consumidores que prefieran un auto eléctrico.

 Respecto a los primeros 7 mil 500 dólares, el Gobierno del Presidente Joe Biden se los dará a quien compre un auto eléctrico, sin importar que sea hecho o no en Estados Unidos, explicó Alberto Bustamante, presidente interino de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Pero si dicho vehículo es ensamblado en plantas ubicadas en Estados Unidos y operan bajo un contrato colectivo de trabajo negociado por algún sindicato en ese país, el consumidor recibiría 4 mil 500 dólares adicionales a los 7 mil 500 dólares, añadió Bustamante.

 Y a esto se agrega que quienes adquieran un vehículo que utiliza baterías que fueron fabricadas con al menos el 50 por ciento de componentes provenientes de Estados Unidos, se les otorgarán 500 dólares extras, expuso Bustamante.

Si bien es atractivo el crédito fiscal expuesto, no en todos los casos las personas dejarán de comprar el auto de su elección o gusto sólo por dejar ir dicha ayuda, dijo Bustamante.

Estas medidas pretenden eliminar la competencia a nivel internacional y propiciar la producción de vehículos dentro de Estados Unidos. Entonces es una medida discriminatoria con la cual no estaríamos de acuerdo y nos parece que la postura del Gobierno mexicano ha sido la adecuada", comentó Cuevas.

Ambas asociaciones dijeron que respaldarían a la Secretaría de Economía para aportar la información que requiera sobre el sector.

Cuevas agregó que se ha platicado con las contrapartes de la AMIA tanto de Estados Unidos y Canadá, quienes probablemente en conjunto puedan dar a conocer un posicionamiento más adelante.

AL DETALLE:

La iniciativa estadounidense "Build Back Better contempla incentivos fiscales que van desde los 7 mil 500 hasta los 12 mil 500 dólares para los consumidores que prefieran un auto eléctrico. 

SM

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?