Educación

‘Hijo de tigre, pintito’; la importancia de ser un buen ejemplo para nuestros hijos

La imitación de la conducta de los padres genera lo que se conoce como aprendizaje vicario y es sumamente importante para promover la educación de nuestros hijos

Avatar del

Por: Alejandro Camarena

La simple observación de una conducta de un modelo es suficiente para promover el aprendizaje. FOTOS: especial.

La simple observación de una conducta de un modelo es suficiente para promover el aprendizaje. FOTOS: especial.

Guanajuato.- Seguramente has escuchado que los hijos son reflejo de lo que ven en sus padres y a su alrededor, que muchas de sus conductas tienen que ver con lo que día con día ellos pueden percibir, todo esto no es otra cosa sino que el aprendizaje vicario, un tipo de educación que está al alcance de cualquier persona.

De acuerdo a ciertas investigaciones realizadas en primera instancia por el psicólogo Albert Bandura, el aprendizaje vicario se puede definir como aquel aprendizaje que ocurre cuando observamos el comportamiento de otros individuos, un modelo o incluso el resultado que tienen los comportamientos de otras personas, explica la psicóloga social y especialista en Trabajo Social, Miryam Anguiano.

Este aprendizaje abarca cualquier tipo de conducta de igualamiento, tales como la imitación, y hace referencia sobre si las conductas que se aprenden a través de la otra persona pueden resultar de utilidad para el menor o incluso en ocasiones pueden llegar a ser poco útiles”, dijo.

Con respecto al origen de este término, la entrevistada comentó que la palabra vicario proviene del latín que significa “transporta”, además hizo énfasis en el surgimiento de dicha práctica, la cual nació a mediados del siglo XIX a partir de la Teoría del Aprendizaje Social. Alberto Bandura, a este estudio lo nombró Cognitivo Social, el cual consiste en que el aprendizaje también podía surgir observando a los demás. Además de que el aprendizaje ocurre a través del contexto social en el que nos desarrollamos los seres humanos.

La conducta adquirida mediante el aprendizaje por observación o aprendizaje vicario puede ser dividida de acuerdo a tres categorías: adquisición de respuestas nuevas, como en el caso de las respuestas agresivas de un modelo; el fortalecimiento o debilitamiento de respuestas inhibitorias, como adquirir mayor o menor temor por la observación de la conducta del modelo; y la estimulación de respuestas ya existentes, por ejemplo practicar más el piano después de haber leído la biografía de un músico, agregó la especialista.

El aprendizaje por observación puede promover aspectos positivos y como padres somos el primer referente de imitación. FOTOS: especial.

Es importante mencionar que el aprendizaje vicario distingue entre modelos de vida y modelos simbólicos, ya que los primeros son modelos de la vida real tales como los padres, profesores, héroes, autoridades legales y estrellas deportivas, siendo entes con los que se tienen una interacción más directa; mientras que los segundos incluyen el material verbal y todo lo relacionado con los medios de comunicación, y las ahora tan famosas redes sociales, además del material escrito (libros y revistas).

Las características del aprendizaje vicario

Este tipo de aprendizaje presenta varias características, entre las más importantes se puede mencionar: el menor imita lo que ve en su entorno, esto nos hace creer, como padres, que somos el primer referente de imitación.

La motivación: el infante al ver que otro niño es premiado por cumplir con alguna tarea, tratará de realizar sus actividades para recibir sus propios premios; los refuerzos: es un punto importante, ya que aquí el menor necesita saber que el imitar alguna conducta (sobretodo positiva, como el lavarse los dientes o recoger su plato de la mesa) será una acción que le retribuirá de manera positiva y esto se liga de manera directa con el punto anterior, apuntó la especialista.

Finalmente Miriam Anguiano dijo que la simple observación de una conducta de un modelo es suficiente para promover el aprendizaje.

El aprendizaje por observación puede promover aspectos positivos de acuerdo al modelo a seguir, de lo contrario se puede desviar, y la falta de modelos apropiados puede causar deficiencias del aprendizaje”.

Añadió que debemos preguntarnos ¿de qué manera adquirimos las normas en nuestra vida?, así como principios y reglas que guíen nuestra vida, ¿de qué manera vamos a transmitir estos principios a nuestros hijos?, porque ellos son el reflejo de los padres, a su vez ¿cuál es la sociedad que queremos ser? y ¿cuál es la sociedad que queremos para nuestros hijos?.

El aprendizaje es bidireccional: nosotros aprendemos del entorno, y el entorno aprende y se modifica gracias nuestras acciones”, concluyó.

Quieres conocer más noticias e información sobre Educación. Aquí puedes encontrarla

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?