Educación

¿Niños con problemas visuales? Esto te interesa

Aunque los problemas de visión en su mayoría se pueden arreglar con lentes, es importante que un especialista revise periódicamente los ojos de sus hijos para detectar cualquier problema

Avatar del

Por: Marcela Aguiñaga Rodríguez

Tener una buena visión facilita gran parte de las actividades de la vida diaria, las educativas y sociales. Foto: Shuttersotck

Tener una buena visión facilita gran parte de las actividades de la vida diaria, las educativas y sociales. Foto: Shuttersotck

Mario Alberto Viernes Martínez, optometrista de Óptica y Laboratorio Molecular O&LM, mencionó que el 80% de la información que llega al cerebro proviene de la visión y que la mayoría de las anomalías visuales son hereditarias, de ahí la importancia de cuidar la vista y realizarse exámenes con especialistas.

Comentó que los problemas visuales como miopía, hipermetropía y astigmatismo, que se refieren al enfoque, son de condición hereditaria de padres y abuelos, y pueden tratarse con el uso de lentes adecuados.

Agregó que las personas que buscan una mejor calidad de vida saben lo importante que es realizarse exámenes anuales en cualquier rama de la salud, y la vista no debe ser la excepción.

“Es importante la revisión de los ojos desde los seis meses de edad para conocer en qué condiciones se encuentra la visión y a partir de ahí continuar con revisiones anuales para que cuando el niño entre a la escuela no se le dificulte el aprendizaje ya que entre mejor vea más aprenderá”.

Añadió que el ojo termina de madurar entre los 23 y los 28 años y que conforme al crecimiento crece o disminuye la graduación.

“Es importante realizarse exámenes periódicos de la vista ya que una buena visión facilita gran parte de las actividades de la vida diaria, las educativas y sociales, además de que los problemas de los ojos no son solo el no alcanzar a ver de lejos o de cerca, puede haber pequeños síntomas como ardor, comezón, lagrimeo, ojo rojo, cansancio visual constante y dificultad para percibir colores o distancias”.

Destacó que cuando se presentan ese tipo de problemas muchas veces la persona solo asiste a una óptica donde le ponen una cartilla y lentes de manera indiscriminada aún cuando existen técnicas especiales para detectar anomalías y hacer una corrección visual.

“La corrección visual puede ser a través de lentes o con tratamiento específicos que brinden herramientas necesarias para una calidad de vida excelente”.

Comentó que hay niños que no pueden ver de lejos, solo de cerca, y eso dificulta su aprendizaje y actividades deportivas y sociales y si a eso se le combinan situaciones como astigmatismo, que se refiere a la definición, el niño tendrá mayores problemas.

Recomendaciones:

  • Realizar revisiones periódicas a partir de los seis meses de nacidos.
  • Priorizar la revisión cuando el niño vaya a empezar su ciclo de aprendizaje escolar para ver que su visión esté al 100%.
  • Acudir a consulta con un profesional en caso de ardor, comezón y lagrimeo, ya que puede ser una situación visual importante.
  • Es importante preguntar al especialista cómo ve su hijo, ya que ellos tienen la obligación de explorar la visión en tercera dimensión.
  • Si se da el caso de que el niño requiera usar lentes o seguir un tratamiento específico atender las recomendaciones para evitar que el padecimiento crezca.

Para saber:

  • Ver bien es que la tercera dimensión como agudeza visual,  percepción al color y profundidad funcione al 100%.
  • Alrededor del 80% de la población en México padece de alguna situación visual.

Quieres conocer más información sobre Educación. Aquí puedes encontrarla.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?