Noticias

Están en riesgo casas de 100 familias

Una humilde vivienda fue demolida ayer debido a la próxima construcción del libramiento Norponiente y que la supuesta dueña vendió al Gobierno del Est

Por:

En la colonia Las

En la colonia Las

Más de 100 familias de escasos recursos económicos están en riesgo de perder sus casas, la mayoría construidas de láminas y cartón ubicadas en El Edén y Las Águilas.
Las viviendas podrían ser demolidas para construir el libramiento Norponiente que comunicará Las Teresas con Valenciana.
Las hectáreas por donde pasará el libramiento fueron adquiridas por Gobierno del Estado durante la Administración de Juan Manuel Oliva Ramírez, en 21 millones de pesos aproximadamente, pero las tierras desde ese entonces estaban en litigio, pues los habitantes aseguran ser los verdaderos dueños y que existe una mujer que se ostenta como propietaria y vendió los terrenos al Gobierno del Estado.
Ayer, en el Cerro de la Coyota, en colonia Las Águilas, la representante legal de la supuesta dueña identificada como Gloria Páramo, quien actualmente radica al parecer en el estado de Nayarit, acompañada por una actuaria del Poder Judicial y varios guardias de seguridad privada, así como dos policías municipales, atestiguaron la demolición de una pequeña casa compuesta por dos cuartos de tabique.
La casa quedó reducida a escombros, mientras los moradores nada más veían la destrucción, sin poder hacer algo.
También fue derribada una cerca de alambre que delimitaba parte de un terreno.
“Yo tengo mis escrituras, pero no me respetaron porque la representante legal de la señora Páramo ordenó que tiraran mi casa, no respetaron mis escrituras otorgadas en un juicio por un juez, porque dice que ella es la dueña, pero ya le vendió los terrenos al Gobierno del Estado de la pasada Administración para construir la carretera a Valenciana.
“Por esta zona donde están las colonias pasará la carretera, por eso nos están quitando, pero antes de que existiera el proyecto nadie nos había molestado, nadie había reclamado los terrenos que son nuestros porque tenemos escrituras desde hace más de 20 años”, explicó Joel Jasso Yebra, quien dijo ser dueño de la casa que fue demolida.
En la zona por donde se pretende construir la carretera a Valenciana existen más de 100 casas, algunas están hechas de material, otras de lámina o cartón, pero no cuentan con los servicios públicos.
Ayer, momentos antes de la demolición, Al Día solicitó información del caso ante la representante de la supuesta dueña, Gloria Páramo, y de la actuaria del Poder Judicial pero no accedieron.
Defienden sus tierras
Algunos habitantes del lugar dicen ser dueños de varias hectáreas desde hace más de 50 años, se mantienen de las cosechas.
“Nos quieren quitar, estamos en peligro de que nos desalojen, que nos despojen, como ya lo hicieron con Joel.
“Pero mi papá tiene escrituras desde hace muchos años, ahora nos quieren comprar los terrenos que son nuestros a cambio de no desalojarnos porque cerca de aquí pasará la carretera”, mencionó otro afectado.
Hace poco más de un año, otras dos casas de lámina de cartón fueron demolidas por indicaciones de Gloria Páramo.
En por lo menos dos ocasiones, el secretario de Obra Pública del Gobierno del Estado, Arturo Durán Miranda, ha referido en entrevistas ante medios de comunicación que por el momento no se tiene contemplado dar seguimiento al proyecto para construir el libramiento porque no hay recursos suficientes.

En esta nota:
  • obras públicas