Noticias

Golpea a tránsitos

Quiso impedir que se llevaran su auto al corralón en Villaseca.

Por:

Los oficiales cumpl

Los oficiales cumpl

Tres elementos de la Policía Vial fueron golpeados por un empleado de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), que pretendía evitar que se llevaran su vehículo al corralón.
Tras la agresión, los oficiales acudieron al Ministerio Público para interponer la denuncia por agresiones.
Según testigos y los oficiales, éstos se encontraban realizando un operativo llamado ‘Canguro’ en la colonia Villaseca, el cual consiste en retirar de las calles vehículos que se quedan estacionados más de cinco días o que estorban en lugares prohibidos.
Aproximadamente a las 10:30 de la mañana del martes, los oficiales acudieron a la colonia para llevar a cabo el operativo en el que trasladaron a la pensión por lo menos 10 vehículos que estaban en condiciones de abandono.
Sin embargo, cuando intentaban colocar un vehículo en la grúa, la dueña salió de su casa y se sentó en el cofre para evitar que se lo llevaran.
“¡No, no se lo van a llevar!, ¡no se lo pueden llevar!, ¡no se lo van a llevar!. ¿Por qué lo hacen de esa manera?, ¡No me voy a mover y no me voy a mover!”, gritaba la señora mientras seguía sentada sobre el cofre.
Algunos vecinos salieron de sus casas y otros videogrababan la agresión con sus celulares.
Apesar de que el auto ya había sido colocado en la plataforma de una grúa, la señora seguía sentada sobre el cofre, fue entonces que llegó el esposo, quien portaba una bata y un gafete de la Secretaría de Salud del Estado y tras discutir e insultar a los oficiales, en un descuido lesionó a uno de un codazo en el rostro, a otro le tiró una prótesis dental y a otro más lo lastimó del cuello.
“¿Por qué no van y se llevan los carros de otro lado?, porque allá si se las parten ¿verdad?, allá si les rompen en hocico ¿verdad?”, decía el empleado de la SSG.
Incluso su hijo intentó intervenir, quiso quitar las tablas que sostenían el auto con la plataforma de la grúa, se avalanzó en contra de un elemento pero fue asegurado por otros tránsitos.
Una vez que los oficiales controlaron la situación, el agresor se disculpó pero los tres elementos ya habían sido golpeados.
“Nostros nada más estamos cumpliendo con el reglamento, hay varios vehículos estacionado en la calle desde hace más de cinco días y eso se considera como abandono”, explicaban.
El miércoles, los tres agentes fueron a una clínica para que les tomaran radiografías y posteriormente acudieron a Ministerio Público.

En esta nota: