Noticias

‘Los políticos se quieren montar en el trabajo de Amat’: José Luis Jiménez

El ex director del Cine Club de la Universidad de Guanajuato considera como ‘oportunista’ la propuesta de Yulma Rocha de entregarle reconocimiento al

Por:

Jos

Jos

Colaboradores, pero más que nada, amigos de Amat Escalante, que han contribuido de una u otra manera a sus proyectos desde hace algunos años, consideran como “oportunista” la propuesta de la diputada Yulma Rocha, de entregarle un reconocimiento al cineasta que participa en el Festival de Cannes.
“Después de tantos años de esfuerzo y desaires, los políticos se quieren montar en el trabajo de Amat, eso es injusto”, dijo José Luis Jiménez, quien fuera el director del Cine Club de la Universidad de Guanajuato.
“Señores políticos, ese barco no es el de ustedes”, reiteró Jiménez, quien recuerda cómo surgió el interés de Amat por el cine: “sus padres dejaban a él y a su hermano Martín en la sala del Teatro Principal, que entonces era la sede del Cine Club, ahí nos los encargaban, y los dos niños hasta veían películas no aptas para su edad, así comenzó su interés por el séptimo arte”.
“Yo soy testigo de cómo en los diferentes niveles de gobierno, los proyectos de nuestro amigo fueron rechazados por provenir de un grupo a los que los políticos siempre han considerado como vagos y gente sin provecho (los cineastas)”.
Según Jiménez, hasta la Universidad de Guanajuato le cerró las puertas al entusiasta grupo de Escalante. “Los de Expresión en Corto rechazaron sus trabajos, la Presidencia Municipal ponía obstáculos, el Gobierno del Estado, también”.
Sin embargo, “esas piedras en el camino” hicieron que el grupo de “vagos y gente sin provecho” se fortaleciera; de ello habla Julio León, trabajador universitario y cortometrajista: “Sí, los obstáculos están hechos para que uno los venza, y así fue como salieron adelante los proyectos de “Sangre”, “Los Bastardos” y ahora “Heli”, producciones que se rodaron con las uñas, con el apoyo de amigos, gente de nuestra banda, gente de abajo, del pueblo”.

Julio conoce bien los obstáculos, como asistente de Amat, recuerda que “de plano nos veían como gente extraña, unos vagos sin oficio ni beneficio, había desprecio, nos rechazaban, y ahora los políticos se quieren montar en los triunfos de Amat Escalante, yo creo que los reconocimientos de los políticos guanajuatenses ni le hacen falta”, concluyó.

En esta nota:
  • cine