Noticias

Queda discapacitado de por vida por bullying

Un menor fue golpeado por sus compañeros de escuela. Las lesiones le provocaron inflamación en la médula, lo que le impide caminar.

Por:

Los pap

Los pap

Con once años de edad “Carlitos” dejó sus estudios de primaria debido a que fue víctima de bullying. Sus compañeros lo golpearon, lo que le produjo una inflamación en la médula desde el cerebro hasta la cadera, así que actualmente no puede caminar por sí solo y se desconoce si volverá a hacerlo.
Estos hechos ocurrieron en la primaria Juventino Rosas, en la comunidad Cañada de Bustos a mediados de abril cuando cursaba el quinto grado. Actualmente existe una denuncia en el Ministerio Público.
La regidora Avelina Aguilar González, presidenta de la Comisión de Educación del Ayuntamiento, denunció públicamente esta agresión con la finalidad de que estos hechos no se repitan.
“Este es un tema que no quisiéramos que se tomara de morbo o amarillismo ni sensacionalismo, las personas que están aquí han vivido un acontecimiento que nos duelen”, refirió la regidora priísta.
El niño afectado es Juan Carlos Prieto Meza. Durante la presentación de los hechos acudieron sus papás Agustín Prieto Hernández y Nicolasa Meza Lozano, originarios de Cañada de Bustos.
Nicolasa denunció que las maestras le pegaban, incluso un día vio que otros compañeros lo llevaron arrastrando a la dirección.
Pero esto fue esporádico. Las principales agresiones que recibió fue de sus compañeros. Y la golpiza que lo dejó inválido fue que un día un niño lo pateó.
Agustín Prieto señaló que el niño no había dicho de la golpiza que recibió, hasta que se lo comentó a una maestra.
“Carlitos empezó con vómito, cansancio, escalofríos, calentura, sueño, fueron los síntomas que presentó, ya nada más quería estar durmiendo.
“Cuando notamos que tenía problemas para caminar daba pasos de borrachito, las piernas no las apoyaba normalmente se entretrababa para poder caminar, así que lo llevamos a urgencias en el Hospital General”, apuntó.
“Yo no quiero que a otros niños les pase lo que le pasó a mi niño, por eso vinimos a decir no queremos que esto les pase a otros niños.
“Mi niño no se podía parar, él ahora se sienta, pero no se podía ni siquiera sentar, al agarrarlo de sus hombritos es como lo podemos sacar a caminar”, señaló Nicolasa Meza.
Los papás comentaron que en su casa su hijo se comporta normalmente, mientras que en la escuela fue diagnosticado de lento aprendizaje y que las agresiones comenzaron desde que estaba en el kínder.
Se destacó que este hecho fue denunciado a las autoridades municipales por Martín Silva, delegado de Cañada de Bustos, al enterarse de lo sucedido.
La atención médica al menor se tiene gracias al apoyo de Susana Greenwell, presidenta de la Asociación Mexicana de Padres de Familia.

En esta nota:
  • bullying