Noticias

Tiran guaridas de vándalos

Usaban escondites para drogarse, escandalizar y ‘guardar’ cosas robadas.

Por:

Las guaridas fueron ubicadas en M

Las guaridas fueron ubicadas en M

Policías municipales destruyeron cinco guaridas hechas con lonas, láminas de cartón, ramas, trapos y trozos de madera, que estaban escondidas entre matorrales en terrenos baldíos y arroyos, y eran usadas por vándalos para refugiarse, drogarse, escandalizar y tomar cervezas.
En dos escondites, los vándalos guardaban las cosas que robaban en casas habitación o que le quitaban a la gente.
Las guaridas fueron localizadas en Mártires 22 de Abril, Cañada de Cervera, Cañada del Toro, y Cañada de Martínez, lugares ubicados en la zona Sur de la ciudad.
De acuerdo a los primeros informes, policías adscritos al grupo especial Cóndor, realizaban patrullajes para tratar de evitar robos a casa habitación durante esta temporada vacacional.
Los oficiales encontraron en terrenos baldíos, pequeñas guaridas abajo de los árboles entre matorrales que estaban construidas con pedazos de lonas, láminas, cartón y ramas, y que eran usadas por grupos de vándalos para drogarse, escandalizar y consumir bebidas alcohólicas, además de esconder objetos supuestamente robados, por lo que el grupo de oficiales las destruyeron.
Adentro de los lugares se encontraron cajas de madera que servían como sillas y mesas que usaban los vándalos, también envases y latas de cerveza, así como sábanas viejas y cobijas.
De acuerdo con vecinos, en ocasiones iban hombres y mujeres a las guaridas, presuntamente para tener relaciones sexuales.
Un escondite fue localizado en la colonia Mártires 22 de Abril, otro en Cañada del Toro, uno en Cañada de Cervera y dos más en Cañada de Martínez, en estos últimos, los oficiales localizaron objetos robados.
“Son patrullajes que hace el grupo Cóndor, que pertenece a la Policía Municipal, en los que se trata de prevenir los robos a casa habitación en esta temporada vacacional y se han encontrado lugares que eran usados por los vándalos para esconderse”.
Los oficiales adscritos al robo tienen la indicación de entrar a las colonias y revisar vehículos y personas sospechosas para garantizar la seguridad”, precisó Armando Macías Acevedo, titular de la Policía Municipal.
Los cinco escondites estaban en espacios públicos pero sobre causes de arroyos y terrenos baldíos entre matorrales de más de dos metros de altura, por lo que era difícil verlos a simple vista.
“Al momento de ubicarlos, los vándalos nos vieron y salieron corriendo, ahora ya están destruidos pero necesitamos el apoyo de la gente para que los vándalos no los vuelvan a construir aquí o en otros lugares”, mencionó un oficial.
Como medida de prevención para evitar la comisión de faltas administrativas o delitos, lo oficiales han solicitado a los vecinos de estos lugares que después de las diez de la noche no permitan a sus hijos salir a la calle.
“La medida ha sido aceptada por los habitantes en los lugares donde destruimos los escondites, ya saben que después de las 10 de la noche vamos a detener a las personas que estén escandalizando, de esa manera se puede avanzar en la seguridad, con apoyo de la gente”, agregó el oficial.

En esta nota:
  • sucesos