Noticias

Van contra guías ‘piratas’

Redoblarán la vigilancia para inhibir su presencia durante la Semana Santa y el Día de las Flores. En el operativo participará la Policía Preventiva y

Por:

Los gu

Los gu

Con la finalidad de prevenir molestias a los turistas, la Policía Municipal y la Dirección de Fiscalización redoblarán la vigilancia para inhibir la presencia de guías “piratas” el Día de las Flores y Semana Santa.
“Ya se ha intervenido en una etapa de prevención y siguen, aunque quienes sean reincidentes se aplicarán sanciones económicas de aproximadamente 500 pesos”, señaló Antonio Ruiz Lanuza, secretario del Ayuntamiento.
El funcionario recalcó que el número de guías “piratas” es fluctuante y en estos días se incrementa, pero no existe un padrón de toda la gente que se dedica a esta actividad.
Y es que la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Oficina de Convenciones y Visitantes (OCV), exigen a las autoridades regular la presencia de guías “piratas”, quienes se incrementan en Semana Santa.
Al respecto, el Secretario del Ayuntamiento indicó que no existe un censo sobre la cantidad de guías “piratas”.
Y para su regularización trabajan de manera coordinada Fiscalización, Turismo y Policía Preventiva, para atender las denuncias reportadas.
“Se llamó al orden a estas personas para que realicen su actividad apegadas a lo que tiene que ser y de ninguna manera violentarán o molestarán a los turistas.
“Porque sabemos que tienen una lámpara con las que hacen señas para detener a los visitantes y resultan molestas. Así que en los lugares no permitidos por esta Administración, interviene Fiscalización y Turismo”, puntualizó.
Ruiz Lanuza comentó que para quienes sea recurrente, se impondrán sanciones de aproximadamente 500 pesos.
Finalmente, señaló que la instancia conducente para regular esta actividad es la Dirección de Turismo Municipal.
Prohíbe reglamento ejercer actividad sin permiso
Cabe mencionar que en el Reglamento para Promotores Turísticos del Municipio de Guanajuato, en el artículo 12 están prohibidas las siguientes conductas:
Inciso uno, agraviar a un turista física o verbalmente.
E inciso quinto, realizar actividades como guía o como promotor sin contar con el reconocimiento oficial respectivo.
Y las sanciones van de uno a 10 salarios mínimos, equivalentes a 61.38 y 613.8 pesos, respectivamente.

Difícil reconocer guías ‘piratas’

Diferenciar a un guía de turistas informal de uno certificado no es tan fácil, pues la verdadera diferencia radica en el servicio que prestan al visitante, aseguró Alberto Macías Macías, el ex secretario de la Asociación de Guías de Turistas Acreditados de Guanajuato (Guiaturag).
Macías Macías refirió que los guías certificados están capacitados, lo que les da la seguridad de que la información que dan es correcta, que el servicio que dan es el apropiado y por lo tanto la actitud ante los visitantes es de servir y no de sacarles ventaja.
Agregó que quizás algunos comisionistas irregulares tratarán de impresionar a los turistas vistiendo prendas aparentemente oficiales como chalecos de la Secretaría de Turismo o chalecos con franjas reflejantes, gorras, gafas y linternas (durante la noche).
“Los turistas luego cuando llegan con nosotros nos cuentan que sí los intimidan porque les hacen la parada con linternas en la noche como si fuera un retén y ya cuando se detienen ven que es para ofrecer servicio de guía”, comentó.
No todos los informales tienen las mismas características, y tampoco los formales tienen un estándar de vestimenta o elementos identificables a simple vista que puedan dar certeza al visitante de que está contratando un servicio profesional o un informal que busca sólo ganarse una comisión económica por entregar turistas a un negocio.
Agregó que la forma de operar de los turistas no acreditados es muy peculiar, pues abordan a los turistas en la calle, principalmente en puntos clave de los accesos de la ciudad, como la caseta de acceso en la autopista de cuota, metros antes del túnel de Las Enredaderas, y varios puntos de la carretera libre, además de otros puntos ya en la ciudad como la plaza Hidalgo.
En dichos puntos ofrecen llevar al turista de manera gratuita o por una cuota voluntaria, pero son insistentes en persuadir al turista para llevarlos a sitios donde les paguen comisión y no a donde el turista pide que lo lleven.
“Luego los piratas aprovechan lo que sale en los medios de comunicación, por ejemplo con las momias, como dicen que se las llevaron y que no las quieren traer y que no regresan, pues le dicen a la gente que ahorita no hay momias, que mejor los llevan a otro lado”, relató.
El guía asociado consideró que la autoridad debería intervenir por lo menos en la información a los visitantes y colocar en los accesos de la ciudad pantallas o anuncios en los que se informe que hay guías certificados y otros que no lo son y así tener al turista alerta.
“Desafortunadamente al desconocer la gente que existe esta problemática en Guanajuato, se les hace atractivo que luego de que llegan a Guanajuato y después de perderse por las condiciones de la ciudad, no les queda otra que subir a esta persona”, lamentó.

Hay más de mil

En 2008 los guías de turista informales en temporada alta podían ser hasta mil 300 en toda la ciudad, esto de acuerdo a un censo que hizo la Asociación de Guías de Turistas Acreditados de Guanajuato (Guiaturag), informó la ex presidenta de dicha asociación, Luz Gloria Ortiz Lozano.
Refirió que en el 2008 existían alrededor de 120 guías certificados y el censo en mención arrojó que por cada uno había en promedio siete informales, y en temporadas altas esta proporción se incrementaba hasta 11.
Hizo énfasis en que en el caso de los informales, no se trata de guías de turista sino de comisionistas que llevan clientela a diferentes negocios tanto del ramo comercial, hotelero y restaurantero a cambio de un porcentaje del cobro que se les hace.
También certificada como guía de turistas y relacionista pública de la empresa de turismo Grupo Ryo San Cristóbal, manifestó que es urgente que se regule la situación de los comisionistas en la ciudad, pues se han salido de control y aunque no todos son malos, hay quienes “no tienen el perfil” para ofrecer el servicio.
Consideró que no sólo la autoridad municipal o estatal en materia de turismo son responsables sino también los hoteleros, restauranteros y comerciantes que lo promueven con el pago de comisiones.
“Está bien que la OCV ponga el dedo, pero también que no los fomente (...) los hoteleros tienen mucho que hacer en este tema porque son ellos quienes les pagan la comisión o los restaurantes, incluso comercios de artesanía y platerías (...) tenemos que unirnos todos”, aseveró.

En esta nota:
  • turismo