Azul con manchas

Mantiene PAN hegemonía, pero no pudo en San Miguel, Silao y Salamanca.

Congreso, ooootra vez, mayoría panista; Morena como segunda fuerza.

En León, Irapuato y Celaya, alcaldes tendrán mayoría en los ayuntamientos.

Avatar del

Por: León Jacobo Robespierre

PAN, triunfo agridulce

En el mapa electoral de Guanajuato no hay, salvo casos particulares, sorpresas. La hegemonía del PAN no estuvo nunca en riesgo, y la oposición araña lo que puede.

En política no hay victorias eternas ni derrotas para siempre, pero hoy, hoy, el PAN duerme tranquilo con 22 de 46 ayuntamientos, 21 de las 22 distritos locales, 13 de los 15 distritos federales y el 73% de la población gobernada (cuando tenía el 70%).

Puede presumir victorias contundentes en las tres joyas: León, Irapuato y Celaya. Lo mismo en Guanajuato capital; recuperar Dolores Hidalgo, San Francisco del Rincón, Apaseo el Alto y Apaseo el Grande; retener Pénjamo y Valle de Santiago.

El dirigente estatal del PAN, Román Cifuentes Negrete, toma protesta como legislador federal plurinominal el 1 de septiembre y no pasará de noviembre que se renueva el Comité azul y deje ese encargo. Podrá decir que misión cumplida.

Lo cierto es que obtuvo un triunfo con sabor amargo por varias razones. La primera diría yo (incluso antes que perder San Miguel de Allende) es que Morena les haya arrebatado dos distritos federales: el 10 con cabecera en Uriangato con el triunfo de Pedro Ortega frente a la alcaldesa con licencia de Salvatierra, Alejandrina Lanuza.

Ese distrito en el 2018 podemos decir que el PAN -en alianza con PRD y MC- ganó en las urnas, pero la diputada electa, Lilia Villafuerte, postulada por el PRD, abandonó el barco opositor y apareció con el Partido Verde como aliado de la 4T.

Y el 13 de Valle de Santiago con la alianza Morena-Verde-PT y el candidato Emmanuel Reyes Carmona, quien en 2018 ganó ese mismo distrito pero postulado por el PRD en alianza con PAN y MC, pronto dejó al PRD y se entregó a Morena.

Son dos distritos que en los hechos el PAN no tenía en esta Legislatura, no pierde, pero aún así esperaba recuperarlos y tener el ‘carro completo’. Por eso sí le dolió.

Derrotas que duelen

El otro gran descalabro azul son las derrotas en San Miguel, Silao y Salamanca. 

En la Ciudad Patrimonio de la Humanidad los capitanes azules (empezando por el gobernador Diego Sinhue) no se atrevieron a decirle que no a Luis Alberto Villarreal y su intento de reelección, le daban los números, dirán, era una apuesta arriesgada.

Y cala más la derrota por ser ante un acérrimo rival político, el exalcalde del PRI en 2012-2015, Mauricio Trejo Pureco, quien terminó contando entre sus operadores electorales con un anterior aliado de los Villarreal, el doctor Osvaldo García

Este personaje renunció en diciembre como Director de Desarrollo Social del Municipio cuando no vio claro en el PAN su sueño de ser candidato a Alcalde. Se registró con la misma aspiración por Morena, y tampoco, y terminó con el PRI.

El Ayuntamiento de San Miguel de Allende se pintará de tres colores: Alcalde, Síndico y cuatro regidores para el PRI, tres regidores del PAN y tres de Morena.

En Silao también pecaron de confianza y apostaron por Alejandro Peña Gallo, joven candidato que venía de ser el Secretario del Ayuntamiento en una cuestionada administración como fue la de Toño Trejo. Terminó mordiendo el polvo frente a Carlos García Villaseñor, quien fuera Alcalde por el PAN en el trienio 2000-2003.

Carlos compitió también por Morena en el 2018 y perdió. Ahora gana por 840 votos.

Y en Salamanca los escándalos de la gestión de Beatriz Hernández, expanista y electa por Morena en el 2018, además de los conflictos internos que terminaron con la postulación de Beatriz por el PT y César Prieto Gallardo por Morena, hicieron creer al PAN que el triunfo era posible con un candidato como Isaac Piña

No sólo perdieron, sino que fue contundente el 36% frente al 28% de los votos. 

El PAN no termina por digerir esas tres derrotas. Los candidatos no han salido a reconocer el triunfo de sus adversarios y su partido ya adelantó que impugnará.

Congreso, otra vez mayoría

Lo mejor de todo luego del domingo para el PAN es saberse amo y señor del Congreso del Estado. Diego Sinhue tendrá una bancada aliada para sus iniciativas, los presupuestos y sobre todo tono ‘suavecito’ para no incomodar a su gabinete.

Tendrá 21 diputados de los 36 asientos. Y aquí sí son los 21 azules, porque en 2018 también ganó esos distritos pero en la coalición con el PRD le entregó dos: el I con cabecera en Dolores para Angélica Paola Yáñez y el XIII de Silao para Isidoro Bazaldúa. Hoy tiene ahí dos panistas fieles: Angélica Casillas y Melanie Murillo.

Y si a eso le sumamos que este año dieron el brinco dos legisladores del PAN a Morena: Jéssica Cabal y Luis Magdaleno (quienes por cierto perdieron como candidatos a la Alcaldía de Abasolo y a una diputación federal, respectivamente). 

Además de la licencia de Ale Gutiérrez y el fallecimiento de su suplente, Bety Yamamoto. Así que el PAN terminó disminuido, pero la oposición ni cosquilla le hizo.

Eso sí, aunque sea sólo un distrito pero vaya que duele perder otra vez el XIV de Salamanca frente a Morena, el único que no ganó en 2018 ni en el 2021. Lo curioso es que es con la misma candidata, Karina Padilla Ávila, quien abandonó la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial del Estado para contender.

La diferencia es que en 2018 la ganadora de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES) fue la postulada por el PT, María de Jesús Eunices Reveles, que al final jugó en el bando azul y no en la oposición, y menos con Morena. Ahora la silla es para Cuauhtémoc Becerra, un morenista de cepa que será voz anti-PAN.

El ex Alcalde de León y ex Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres, hizo la tarea ganando con el 67% de los votos para ser el candidato a diputado más votado y perfilarse como el próximo coordinador de la bancada local del PAN.

La mayoría de los candidatos azules la verdad es que no tuvieron problema. Por ejemplo en León los seis superaron el 50 por ciento del total de la votación: Martha Hernández, Aldo Márquez, Cristina Márquez, Rolando Alcántar y Miguel Ángel Salim, los primeros dos diputados de estreno y los otros tres de reelección.

El reparto de las pluris

De los 14 plurinominales que falta por asignar, tentativamente pudieran repartirse de la siguiente manera: 6 para Morena, 4 para el PRI, dos el Verde y dos Movimiento Ciudadano (MC). Desaparecen del Congreso Local el PT, Nueva Alianza y el PRD. 

Al PAN no le toca ningún diputado plurinominal para no estar sobrerrepresentado.

La bancada de Morena podría integrarse con los primeros tres de la lista: Alma Alcaraz, David Martínez y Hades Aguilar, y con tres de los mejores perdedores: Irma Leticia González (Irapuato), Ernesto Millán (Silao) y Edith Moreno (Celaya). 

En el PRI los tres de la lista: Ruth Tiscareño, Alejandro Arias y Yulma Rocha, y el siguiente espacio de ‘repechaje’ podría ser Adolfo Alfaro, alcalde con licencia de Manuel Doblado quien perdiera su distrito frente a Noemí Márquez del PAN.

El Verde mantendría dos: Gerardo Fernández (León) y Martha Ortega (Uriangato).

Movimiento Ciudadano pasará de uno a dos, pero ahora sí con voces opositoras como la del dirigente estatal Rodrigo González y la exdirectora general de Coparmex León quien también compitió por el IV de mayoría, Dessire Ángel.

Aunque los nombres pueden cambiar atendiendo al criterio de paridad de género. Recordamos en 2018 que de última hora bajaron a Adán Velázquez del Partido Verde y llegó Lupita Guerrero del PRI. Así que mejor esperen antes de celebrar.

León, aquí mando yo

Alejandra Gutiérrez se alzó con uno de los triunfos más contundentes que haya logrado el PAN para una Presidencia Municipal en el país, con el 61% de los votos.

Antes de arrancar campaña sus propios números le daban una victoria con un margen poco menor de 2 a 1, al final el resultado fue de 3 a 1 frente a quien fuera su jefe y amigo, Ricardo Sheffield, quien la nombró Tesorera y eso fue de 2011 a 2012.

El PAN en León mantuvo 10 de los 15 asientos en el Ayuntamiento. La Presidencia, dos sindicaturas y siete regidurías. No se moverá un lápiz si ellos no lo quieren, aunque Alejandra ya mandó señales de voluntad, que estaría dispuesta a entregar presidencias de comisiones a la oposición con base en los perfiles, ya lo veremos.

La conducción política del Ayuntamiento recaerá en los dos síndicos: la panista de larga trayectoria que repite en el cargo, Leticia Villegas Nava; y el empresario invitado y nuevo favorito de la cúpula azul, José Arturo Sánchez Castellanos.

Por cierto interesante será su relación con el Patronato de la Feria pues todos sabemos que su presidente, Juan Carlos Muñoz, no es un ‘santo de su devoción’. 

Y una de las primeras ‘papas calientes’ será la de la compra del Estadio León y terrenos aledaños en donde el Ayuntamiento electo no parece querer estar de adorno, como dejaron al actual para la compra del predio de Munpic donde se construirá un complejo de seguridad y protección civil para el Distrito León MX.

Morena creció los votos de 2018 y pasó de dos a tres regidores, repite Gabriela Echeverría y suma a Érika Rocha, ambas cercanas a Sheffield Padilla desde el PAN, además de Antonio Cabrera, del equipo de la senadora Antares Vázquez. El reto de los morenistas no es ganar número sino hacerse sentir como oposición. 

El PRI cayó todavía más, el 6.5% de la votación para solo un regidor, Araceli Escobar, institucional tricolor sin experiencia importante en la función pública.

Movimiento Ciudadano no logró los votos que esperaban pero fue suficiente para llevar por primera vez un regidor con Lucía Verdín “La Wera” Limón, fundadora y coordinadora de Chicas BiLess A.C, en defensa de mujeres lesbianas, bisexuales y trans. La agenda de la diversidad sexual en la mesa del conservadurismo azul.

Y del Verde , pues qué decimos, la tercera campaña por la alcaldía para Sergio Contreras fue la despedida, luego de tres trienios se queda sin ningún regidor. 

Lorena con el control

El PAN en Irapuato se alzó con la victoria de Lorena Alfaro García, la primera mujer en ocupar esa responsabilidad en la historia del municipio. Le alcanzó para seis regidores que permitirán que el partido mantenga la mayoría en el Ayuntamiento.

Lorena Alfaro se llevó más de 78 mil votos, muy por encima de su contrincante más cercano, Pepe Aguirre de Morena, quien no tuvo la mínima oportunidad de llegar al cargo por el que peleó dos meses en campaña.

La contundente victoria no dio espacio a que Morena alcanzara una cuarta regiduría, como lo habían pronosticado durante la campaña y los dejó con los mismos tres puestos que tienen actualmente.

Pero lo que más destaca en la conformación del siguiente Ayuntamiento es la pérdida que tuvo el PRI, que pasó de 3 a sólo 1 regidor, sin opción siquiera a que la candidata Karen Guerra, que iba en la regiduría 2, se quedara en el Cabildo.

Morena da un paso en Celaya

Sin mayores sorpresas, la hegemonía panista en Celaya continuará otros tres años tras la victoria de Javier Mendoza Márquez en las elecciones del domingo pasado.

Para nadie era un secreto que el ahora Alcalde electo llegó fortalecido y arropado por la aceitada maquinaria panista mientras que su principal rival, la morenista Carmen Castrejón, nunca terminó de dar el ancho a lo largo de su campaña.

Además de todo, se combinaron factores como una baja participación ciudadana, la dispersión del voto entre 11 candidatos y la contundente victoria panista en las principales colonias y la mayoría de las comunidades del municipio.

A pesar del desgaste de 23 años de gobiernos panistas en Celaya, el balance para el partido blanquiazul es incluso más positivo que en elecciones pasadas.

Con sus poco más de 66 mil sufragios, Javier Mendoza consiguió más votos que el exalcalde Ramón Lemus y la actual presidenta Elvira Paniagua, lo que permitirá volver a tener mayoría simple en el Ayuntamiento al meter a ocho ediles panistas.

Pese a la derrota y a todas las circunstancias negativas que envolvieron el proceso electoral para Morena el resultado no fue tan malo ya que se convertirá en segunda fuerza política al meter a cuatro regidores al cabildo, uno más de los que tienen actualmente. Algo a destacar, toda vez que su campaña inició tarde y con el partido sumamente dividido por todo lo ocurrido con Antonio Chaurand.

El PRI y el Verde seguirán teniendo presencia con un regidor y el PT dio la sorpresa con uno también tras los buenos resultados de su candidato Xermán Vázquez.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?