Opinión

¿Engaño o reto social?

Las candidaturas independientes hemos señalado, son una respuesta al hartazgo ciudadano provocado por los partidos políticos tradicionales, y a la descomposición política por la que atraviesan dichas instituciones públicas

Avatar del

Por: José Luis Ramírez

Las candidaturas independientes hemos señalado, son una respuesta al hartazgo ciudadano provocado por los partidos políticos tradicionales, y a la descomposición política por la que atraviesan dichas instituciones públicas.

El Instituto Estatal Electoral (IEEG), ha promovido la figura jurídica de las CANDIDATURAS INDEPENDIENTES para fomentar la participación política, sin embargo, el diseño es inequitativo desde su origen. En términos generales, el contexto y reglamentación debilita el esfuerzo ciudadano. La publicidad invita a un acto simple, pero no es así: “deberás INFORMAR al IEEG tu intención…”.

Para fundamentar lo anterior, solo consideraré la primera etapa, porque las siguientes se caen por sí mismas, si no se cumple la primera.

Proceso de Gestión de trámites para ASPIRAR A SER CANDIDATO: Primer paso, formalmente se le pide a los interesados constituir una Asociación Civil ante Notario Público, con ese único fin; segundo pasos, se pide la inscripción al Registro Público de la Propiedad de la Asociación civil; tercer paso, se pide la Inscripción al SAT; cuarto paso, se pide una apertura de cuenta bancaria oficial, como sujeto fiscal.

Resumiendo. Los 4 pasos anteriores, los ciudadanos es decir, el pueblo soberano, tiene que cubrirlos, con una implicación económica. Pero, es un esfuerzo a priori, porque se cubren requisitos para acompañar una Carta de intención como ASPIRANTE a candidato, y ningún paso por sí mismo, o en la totalidad, garantizan que pueda ser formalmente aceptado, ya que depende de la segunda etapa, la recabación de firmas que avalen ese propósito.

Y más allá de estos requisitos, el contexto en que se convoca es totalmente adverso, porque los tiempos para el cumplimiento son muy cortos, ya que depende de las instituciones que deben realizar cada parte del proceso: la convocatoria a la participación la formuló el IEEG, en plena agudización de la pandemia por Covid-19 en el mes de septiembre del presente año.

Sumado a lo anterior, la Pandemia no ha terminado, y se escaló nuevamente a rango naranja. La incertidumbre laboral por enfermedad, la alarma por el contagio reduce la eficiencia, los tiempos y formas de atención de los servicios demandados. El SAT, no tiene contemplado en su gestión, la apertura al ejercicio soberano y constitucional de votar y ser votado de los ciudadanos, este proceso le es ajeno. Su personal se redujo a una sexta parte para la atención de 21 gestiones distintas, y cientos de solicitudes de atención están en espera. El registro en el SAT es por citas, y prácticamente puede tardar semanas o meses.

La etapa más importante para lograr la candidatura ciudadana, es cuando se recaban las cerca de 12 mil firmas que la avalan. Ese es el factor determinante para ser CANDIDATO y participar en el proceso electoral. Y hasta que se confirma oficialmente, que ya es candidato, recibirá financiamiento público. Si no cumpliera con las firmas, no tendría sentido tener a priori una cuenta bancaria formal.

La participación ciudadana busca cauces naturales de expresión, por eso Alianza Ciudadana Celayense ha registrado formalmente la ASOCIACIÓN CIVIL para aspirar a participar en el proceso de elección del Ayuntamiento Municipal 2021-2024, y darle voz a miles de celayenses que no han encontrado respuesta a sus exigencias de un gobierno honesto y sin mentiras.

La imposibilidad de cumplir con los tramites, que siguen a la inscripción en el SAT, traerá como consecuencia que el tiempo formal se agote, y por lo tanto, el interés ciudadano, manifestado a esta intención, decaiga, y se agudice la desconfianza en las instituciones encargadas de ampliar los cauces de participación electoral. Hay que tener presente que las encuestas muestran el repunte del rechazo a la partidocracia.

Alianza Ciudadana Celayense, es una organización social arraigada en la vida política porque ha fomentado la participación ciudadana a lo largo de años. Son una realidad política, y una alternativa electoral para decenas de miles de ciudadanos. Por ello el IEEG, debe ampliar los tiempos para el registro de las aspiraciones a candidaturas independientes. Un trámite, incumplible por razones ajenas a la organización ciudadana, no puede ser un freno al derecho de participar en la vida política y electoral, que es la que origina todo orden social.

El IEEG debe ampliar los tiempos de registro de las PRECANDIDATURAS, contemplando que la pandemia por Covid-19 es un fenómeno que afecta toda la vida social, laboral, económica, y en este caso, la política. Igualmente deber ponderar que los requisitos para presentar la Carta de Intención, deban ser básicos, lógicos, y por partes, ya que la primera etapa es simplemente para ser ASPIRANTE A CANDIDATO.

El IEEG, debe considerar que la Carta de Intención de aspiración a CANDIDATOS INDEPENDIENTES tiene en esencia el ánimo de fortalecer la vida democrática, y que por lo tanto, la carga económica de las gestiones debe cubrirla el IEEG, tal como lo hace con los Partidos políticos. O bien, será una puerta para que el financiamiento oscuro vuelva a patrocinar a personajes de baja calidad moral y social, como los ha habido.

Para ponderar le comento, los 11 partidos políticos, en su conjunto, recibirán 214 MILLONES DE PESOS del IEEG para participar en la próxima contienda electoral en Guanajuato; y para TODAS LA CANDIDATURAS INDEPENDIENTES que se registren en los 46 municipios, y en los 22 distritos locales electorales, solo tendrán un fondo de UN MILLÓN DE PESOS para competir con ellos o contra ellos. Ésta es una parte más de la INEQUIDAD, un burdo y rudo golpe a las aspiraciones de los ciudadanos que necesitan tener verdaderos representantes populares.

El IEEG no debe ser un patíbulo o una guillotina para las aspiraciones ciudadanas, ni tampoco un centro de tolerancia y mantención de un séquito de partidos políticos obsoletos y depredadores del erario y de la confianza ciudadana. ¿Las candidaturas ciudadanas propuestas por el IEEG son una simulación de la democracia, o una trampa falaz para los ciudadanos? El IEEG debe aclararlo.

Revolcadero. 

Ni PAN de muerto, ni MORENA tricolor, dicen los celayenses.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?