Opinión

Liberación de cannabis

Con la reciente liberación de uso de la cannabis por parte del Senado de la República, México se acerca a lo realizado por muchos otros países del mundo que se adelantaron en la regulación de dicha substancia y en el control de parte del estado de un negocio que regenteaban los cárteles de la delincuencia organizada

Avatar del

Por: Rolando Fuentes-Berain

Con la reciente liberación de uso de la cannabis por parte del Senado de la República, México se acerca a lo realizado por muchos otros países del mundo que se adelantaron en la regulación de dicha substancia y en el control de parte del estado de un negocio que regenteaban los cárteles de la delincuencia organizada. Con esta progresiva legislación se reconoce que su consumo es un asunto de salud y no judicial con lo que se descarga al estado de la responsabilidad de perseguir a los pequeños consumidores y usuarios.

En Holanda, hace más de 40 años que se liberó el uso de la marihuana y se permite su consumo en ciertos cafés abiertamente sin perseguir a los parroquianos y sin que el abasto se convierta en usufructo de los delincuentes. Canadá y la mayoría de los estados de la Unión Americana ya permiten su uso medicinal y lúdico. Conozco de primera mano cuando menos dos casos de pacientes con Cáncer y Enfermedad de Parkinson que recurren al cáñamo para lograr dormir y disminuir los terribles efectos de sus males.

Exageran quienes dicen que son la puerta de entrada para el uso de otras drogas y que causa adicción, el componente activo THC (Tetrahidrocannabinol) puede causar habituación pero no adicción. Esto está documentado en los estudios médicos correspondientes. No hay que confundir la asociación con otros trastornos del afecto que pueden coexistir con el uso de la substancia como con cualquier otro psicoactivo.

Es innegable que el cultivo, transporte y venta de la mariguana es un gran negocio para la delincuencia organizada que traspasa fronteras y corrompe autoridades de muchos países por lo que al regular su producción y uso se les quita ese trabajo y por tanto disminuyen también otras actividades paralelas como el tráfico de armas que se usa muchas veces como moneda de cambio y causa tantas muertes en nuestro país.

Si bien es cierto que los consumidores muchas veces usan dos o más drogas con fines recreativos esto no es siempre realizado y de todos modos, corresponde a la familia y al estado educar a la infancia sobre el uso y abuso de cualquier substancia. Es ampliamente conocido que el abuso de tabaco y alcohol mata o causa muchos daños a los usuarios y son causa de enormes pérdidas económicas a los servicios de salud públicos o privados.

Sin embargo, se saben los trastornos sociales y gran mortandad que causo su prohibición en los EEUU durante la década de los veinte por lo que resultó menos oneroso regular su uso y cobrar impuestos estatales y federales por su consumo que permitir a las mafias controlarlo. Si los gobiernos ofrecen alternativas saludables como espacios para la práctica del deporte y lugares de esparcimiento y cultura no tendrán de que asustarse. También los servicios médicos mejorarán si se les dan recursos obtenidos de ese uso.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?