Valor Agregado

Ayuda comercio informal recuperación de sector del vestido

Industriales textileros afirman que comienzan a tener más pedidos de tiendas departamentales y que tienen producción hasta de 80% de su capacidad.

Avatar del

Por: Silvia Millán

El sector de prendas formales empieza a recuperarse en Guanajuato. Foto: Silvia Millán

El sector de prendas formales empieza a recuperarse en Guanajuato. Foto: Silvia Millán

  • Productos que quedaron almacenados se vendieron a tianguis, en vez de tiendas departamentales y autoservicio.
  • 'Reactivación del mercado informal hizo que salieran las prendas de los fabricantes'.
  • El consumo de ropa sin costura como pants y leggins ha aumentado.

León.- El comercio informal permitió que la caída del sector del vestir en Guanajuato no fuera mayor.

Los productos que quedaron almacenados se vendieron a tianguis, en vez de tiendas departamentales y autoservicio como era lo esperado ante la pandemia, explicó Fernando de la Vega Araiza, director general de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Guanajuato.

La reactivación del mercado informal hizo que salieran las prendas de los fabricantes”, aseguró.

Y precisó que los industriales textileros han retomado sus actividades y su producción está al 80% de su capacidad.

Las prendas básicas y ropa casual —para estar en casa— es lo que ha tenido mayor adquisición, el consumo de ropa sin costura como pants y leggins ha aumentado, detalló el director general de Canaive.

Con estos productos básicos se está teniendo un repunte de producción y ventas en el sector”, de manera particular en la zona sur de Guanajuato.

De la Vega Araiza expuso que este avance lo ven igualmente en la llegada de más autobuses (que implica compradores).

Hay días que suman 12 unidades, estamos al 60% sobre lo que estábamos anteriormente, semana con semana va en aumento”, señaló.

Cifra de recuperación

En junio pasado, Guanajuato registró un valor de ventas en el sector de vestir de 82 millones 514 mil pesos, esto es, 42% menos en comparación con el mismo mes de 2019 cuando cuando se generaron ventas por 144 millones 246 mil pesos.

Este resultado a pesar de ser negativo fue de los menos afectados a nivel nacional. Entidades como Tlaxcala y Ciudad de México registraron reducciones mayores al 80%.

La expectativa del sector era recuperarse en noviembre, sin embargo, será difícil que el próximo año se llegue a las cifras registradas en 2019. Así que esperan que la temporada primavera-verano de 2021 sea clave.

El director comentó que en reuniones que ha tenido con representantes de otras sedes de la Canaive, la mayoría sigue con bajas a diferencia de Guanajuato, donde la recuperación se empieza a ver.

Junio fue negativo pero con recuperación, los fabricantes ya tienen pedidos y ventas”, informó. 

El directivo aseguró que no hubo cierre definitivo de empresas, pero sí hubo una baja en el personal que no era calificado. “Los patrones se fajaron para no despedir personal calificado”.

Empieza con entregas

La entrega de mercancía que tenía programada en marzo el empresario textilero Hermes Villafuerte Juárez la tuvo que recorrer hasta agosto.

Él vende únicamente al mercado formal, las departamentales le comenzaron a recibir pedidos de tejido de punto en su marca Magda Love.

A principios de marzo tenía solicitadas 50 mil prendas, cuando se reactivó la economía ese pedido se redujo a 26 mil, pese a esto retomó su producción a doble turno, aunque ya sabe que el pago tardará 120 días.

Mucha gente empezó a trabajar por las ventas en los tianguis para los pequeños productores, al ser ventas en efectivo ese efecto pasó”, dijo Villafuerte Juárez.

Detalló que los almacenes ahora quieren todo lo que tenga en producción, con ello empieza a vislumbrar una recuperación, los fabricantes pueden sustituir así las importaciones de China.
No obstante, en una reunión con un directivo de almacén, le anticiparon que en noviembre podrían cerrar nuevamente. 

CM

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?