Practica deportes extremos sin que nada lo limite

Rodrigo Nyssen practica deportes extremos sin que nada lo limite. El joven de 28 años nació con parálisis cerebral 

Avatar del

Por: Karla Morales

1/4
Practica deportes extremos sin que nada lo limite

Practica deportes extremos sin que nada lo limite

Desde joven aprendió a navegar.

Desde joven aprendió a navegar.

Participa en competencias de natación.

Participa en competencias de natación.

Ha recibido más de 30 medallas en competencias.

Ha recibido más de 30 medallas en competencias.

León, Gto. A pesar de haber nacido con una discapacidad, Rodrigo Nyssen Ponce, se ha vuelto amante de los deportes extremos, demostrando que los límites solo están en la mente, y los sueños se pueden materializar en hechos reales. 

El licenciado en Gastronomía es un joven de 28 años que nació con parálisis cerebral, lo que afecta su movilidad. Sin embargo, se ha encargado de romper paradigmas practicando deportes extremos, obteniendo medallas y reconocimientos por su labor deportiva. 

Trabaja conduciendo un yate, practica natación, kayac, ciclismo, montañismo, buceo y gusta de cocinar pizzas artesanales. 

"Me gustan, uno, por la emoción de hacerlo y dos, por contar que hice algo que no cualquiera haría, es un grupo limitado de personas las que realizan deportes extremos, me gusta ser de ese grupo que realizan actividades increíbles", mencionó. 

Demuestra que nada lo detiene

Una de sus pasiones es el kayakismo; remó 7 kilómetros en mar abierto, nadó 2 kilómetros en diferentes competencias en el océano y también pedaleó 90 kilómetros.

"La adrenalina por hacerlo como que te ciega y no te das cuenta de las consecuencias; una vez a mitad de viaje en mar abierto, yo solo sin nadie que me pudiera ayudar, a varios metros de la orilla, con marea media, me entró un poco de miedo pero estaba seguro de que iba a llegar", comentó. 

El buceo es otra de sus pasiones ya que asegura que siempre le han gustado los ecosistemas marinos.

“Bucear para mí era muy difícil pero debido a mi trabajo en el barco y actividades, empecé a bucear sin tanque, y notaba que se me hacía muy fácil, me puse el reto de que cada vez que me pudiera echar al agua, bajar hasta el fondo 5 o 6 metros para traer arena, eso ha hecho que mis pulmones se acostumbran a estar un pequeño tiempo debajo del agua, y poder bucear sin tanque un poco más que los demás y así he podido sacar mejores fotos de corales, estrellas de mar" expresó. 

Rodrigo prefiere el buceo en apnea, que el que implica cargar equipo, le parece que es más libre y ligero. 

Él acepta las limitantes que su discapacidad conllevaba, y a pesar de saber que sería difícil, esto no lo desmotivó y  comenzó a entrenar y participar en maratones, triatlones.

"Sabía que me iba a costar un montón de trabajo, que tenía que entrenar el doble y prepararme de igual manera porque digamos que mis piernas no son como las de cualquier persona, y al tener esa limitante, tengo como un freno integrado a mí todo el tiempo".

Nyssen ha participado en más de 10 triatlones y dice haber perdido la cuenta de las carreras en las que ha estado pero tiene 30 medallas de rutas completas donde ha llegado a la meta con buena condición; en natación también compite de vez en cuando.

"Es algo increíble, lo que antes me daba gusto ser parte de los voluntarios de eventos deportivos, ahora que lo realizó, ya no me quiero salir”, finalizó.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?