Espectáculos

‘Joker’, una de las mejores películas del año

Avatar del

Por: El Universal

‘Joker’, una de las mejores películas del año

‘Joker’, una de las mejores películas del año

Voy a ser de las primeras en admitir que cuando anunciaron la realización de esta película, en verdad creí que no era necesaria. Y es que, ¿cuántas películas de superhéroes y villanos no hemos visto en estos últimos 3 años? O hablando específicamente de Batman; ¿cuántas veces no hemos visto que maten a los papás de Bruce Wayne en el callejón de Ciudad Gótica?

En cuanto al Joker mismo, Cesar Romero fue interesante, Jack Nicholson brillante, Heath Ledger ganó un Óscar y murió por ello y Jared Leto fue olvidable.

Pero llega Joaquín Phoenix con una actuación fascinante y escalofriante dándole vida a un personaje que por sí mismo es increíblemente interesante. Phoenix se metió tanto al personaje y dio un rendimiento tan complejo, brutal y físicamente transformador, que no le sorprenderá a NADIE, si termina llevándose a casa una estatuilla o 2 en la temporada de premios del próximo año. Y vaya que se lo merece.

Es 1981 en Ciudad Gótica, y la situación va de mal en peor. Los ricos se vuelven más ricos, los pobres más pobres y a NADIE le importa. Hay basura por doquier, el crimen inunda a buenos y malos por igual y la gente está desesperada.

Arthur Fleck, un problemático payaso profesional y aspirante a comediante es tan sólo una de las tantas víctimas del desinterés y pobredumbre de Ciudad Gótica. Recibe golpes, abuso y burlas, pero lo peor es la indiferencia; la indiferencia de una ciudad desesperada, hundida en la disparidad extrema, al borde del colapso.

¿No te suena familiar? Es este entorno reconocible que le da a Joker su hiperrealismo y hace que la película sea tan creíble, oportuna y digna de debatir después de que llegan los créditos.

El personaje de Phoenix no sólo es malentendido y vive en soledad, sino que no puede entender y encajar en este mundo. Se siente como un agente externo, en parte debido a una condición que tiene y que causa una risa incontrolable, a menudo en los peores momentos del filme.

Arthur es un pobre payaso que jamás ha tenido un día feliz en su vida. Y es así como encuentra a su alter ego, el Joker, como resultado de una sociedad que se ha vuelto muy cómoda con su propia crueldad.

El filme nos va a exigir empatía hacia su protagonista, pero jamás nos hará perdonar sus acciones, ni los crímenes que comete. No romantiza a un villano, sino que lo humaniza y nos permite entender su origen. Arthur está trastornado y la película lo sabe, por eso no debe ser idealizado, sólo entendido.

La música compuesta por Hildur Guonadóttir merece mención honorófica, así como la cinematografía hecha por Lawrence Sher. En sus manos, Gotham se vuelve un personaje opresivo y deprimente. Y la combinación de ambos ofrecen uno de los momentos más épicos que he visto en pantalla; el ascenso de Arthur al Joker con un baile en las escaleras.

‘Joker’ no sólo es una increíble película de cómics, sino una película maravillosa por sí sola. Punto. No ofrece respuestas fáciles a las inquietantes preguntas que planeta sobre una sociedad cruel en decadencia. Pero la actuación brillante de Joaquín Phoenix y la visión del director, Todd Philips, dejarán a fans y no fans perturbados, conmovidos y con MUCHAS ganas de hablar de esta película. Porque creo que Joker es un filme del que estaremos hablando por mucho tiempo, y que posiblemente redefina el género de las películas de superhéroes (o al menos eso espero).

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?