Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Por su aroma, la flor de cempasúchil cosechada en Huejutla es más codiciada que la proveniente de otros estados del país y se cotiza en 200 pesos la brazada.
 

Avatar del

Por: Juan Manuel Lagunes

1/4
Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Alistan venta de cempasúchil en Huejutla para adornar arcos xantoleros

Desde hace tres años la familia Hernández, originaria de Teacatl, Huejutla se dedica a la siembra de flor de cempasúchil, que comienzan a cosechar y ofrecer en venta a partir del 27 de octubre en el centro de la cabecera municipal.

El producto será ocupado en los arcos xantoleros, que serán adornados y levantados el próximo 30 de octubre dentro del festejo más representativo de la Huasteca hidalguense, es ahora más buscado que el año pasado.

Así lo comenta Elías Hernández, quien junto con su padre y hermano se da a la tarea de cortar la flor de cempasúchil, que fue sembrada desde el pasado 24 de junio, día de San Juan, agrega el productor de flor a AM Hidalgo.

Su labor inicia a las 5:00 horas y termina después de las 19:00 horas en la parcela de casi una hectárea, que poseen desde hace ya muchos años y que colinda con el barrio de San José, ubicado en la cabecera municipal de Huejutla.

La cosecha, asegura, es una actividad que deberán realizar los hombres de la familia, mientras que las mujeres venden la flor, que en la lengua materna del náhuatl significa "flor de 20 flores o pétalos", relata el entrevistado.

Elías recuerda que anteriormente sembraban maíz, pero desde hace tres años lo se dedican al cempasúchil, cuyas ganancias monetarias les permiten atender las necesidades básicas familiares y otros compromisos que tienen.

El trabajo es arduo y pesado, sobre todo cuando la recolección de la flor se realiza bajo temperaturas ambientales superiores a los 30 grados centígrados en un terreno irregular, cuya parte alta representa un riesgo para los recolectores.

Lo anterior, porque en algunas ocasiones han caído luego de perder el equilibrio. El joven originario de Teacatl dice que la cosecha la iniciaron con solo tres personas, aunque mañana se sumarán otros cuatro compañeros.

Refiere que el tiempo apremia, ya que tienen solo cinco días para cosechar y vender la flor que habrá de adornar los arcos de Xantolo y otro escenarios, "si no aprovechamos, la flor se echará a perder y con ello todo el trabajo realizado".

 

La flor criolla de cempasúchil es mejor que la proveniente de otro estado de la República, pues su aroma es muy penetrante y codiciado por sus clientes que la seguirá pagando como el año pasado a 200 pesos la brazada y diez el ramo.

Este joven de tez morena confía que la venta de su producto sea buena como en años anteriores, sobre todo porque ha mantenido el precio del año pasado, pues la pandemia de COVID afectó los bolsillos de mucha gente que busca celebrar el Xantolo 2021.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?