Noticias

Baja demanda de enlatados: ANPEC; pequeños comerciantes reportan alzas en jitomate, cebolla y limón

La tendencia que se registró con la pandemia de reducir las compras de productos que no son básicos y centrarse en los esenciales sigue hasta la fecha. La gente compra lo indispensable y deja de lado aquellos productos que no lo son, como: verduras enlatadas y otras conservas

Avatar del

Por: El Universal

Baja demanda de enlatados: ANPEC; pequeños comerciantes reportan alzas en jitomate, cebolla y limón

Baja demanda de enlatados: ANPEC; pequeños comerciantes reportan alzas en jitomate, cebolla y limón

El consumo popular sigue con fuertes presiones inflacionarias al registrarse, en las tiendas de abarrotes y en pequeños negocios, alzas en productos de consumo básico, como son el jitomate, cebolla y limón, dijo el presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), Cuauhtémoc Rivera.

La tendencia que se registró con la pandemia de reducir las compras de productos que no son básicos y centrarse en los esenciales sigue hasta la fecha. La gente compra lo indispensable y deja de lado aquellos productos que no lo son, como: verduras enlatadas y otras conservas.

“Cada vez la venta del abarrote se focaliza más en consumo esencial: atún, jitomate, azúcar, cebolla, arroz, frijol y pastas”, explicó.

También lee: México, al rescate de Estados Unidos con papel higiénico

En general la venta de carnes siguen bajas, los embutidos no se venden tanto como antes, lo que tiene que ver con muchos aspectos como que ya no se prepara lunch para los niños; cayó el ingreso de las familias y tienen que reducir gastos, expuso a EL UNIVERSAL.

En el segmento de productos de higiene para el hogar y personal, se observa como los desinfectantes normalizan su precio, la demanda es menor, por lo que poco a poco se estabiliza el consumo, como con el papel higiénico, ya no es el furor de principios de la pandemia.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?