Noticias

Detectan riñas, sobrepoblación y falta de médicos en sistema penitenciario de Hidalgo

Cierre de cárceles distritales por irregularidades, recomienda Derechos Humanos en su diagnóstico del sistema penitenciario del segundo semestre de 2018. 

Avatar del

Por: Dinorath Mota López

Detectan riñas, sobrepoblación y falta de médicos en sistema penitenciario de Hidalgo(Archivo AM)

Detectan riñas, sobrepoblación y falta de médicos en sistema penitenciario de Hidalgo | Archivo AM

El diagnóstico del segundo semestre de 2018 sobre el sistema penitenciario en la entidad, detalla que las cárceles distritales son las que registran el mayor número de observaciones por sobrepoblación, falta de médicos y de mejora a infraestructura, por lo que se recomendó su cierre.
 
El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo (CDHEH), Alejandro Habib Nicolás, explicó que la entidad cuenta con 12 Centros de Reinserción Social (Ceresos), tres cárceles distritales y un Centro de Internamiento para Adolescentes, donde al segundo semestre de 2018 contaban con una población de 4 mil 10 personas en reclusión; es decir, 41 más que al inicio del año.
 
Precisó que en los Ceresos contabilizaron una población de 3 mil 813; en las cárceles distritales 174 y en el Centro de Internamiento para Adolescentes, 24. De este total, 93 por ciento son hombres, es decir 3 mil 722, y siete por ciento, mujeres, lo que corresponde a 288 personas.

Durante este estudio detectaron mejoramiento general en los Ceresos, no así en las cárceles distritales en Atotonilco El Grande, Tizayuca y Zacualtipán. 

Respecto a la sobrepoblación, dijo que en ocho de los 12 Ceresos encontraron este problema. 

MEJORAS EN CENTROS DE RECLUSIÓN

Sobre las mejoras, el documento señala que en 11 de 12 centros de reclusión hubo avances en mantenimiento de infraestructura. Además, instalaron sistema de circuito cerrado en Apan y Mixquiahuala. 

En tanto que en Pachuca realizaron ampliación de dormitorios y colocaron dispensario y gimnasio en Tulancingo. Taller de carpintería, tanques estacionarios e impermeabilización en el Centro de Internamiento para Adolescentes.

También hubo mejoramiento en la reinserción social de la mayoría de los presos, donde laboran la totalidad de internas en Apan y Mixquiahuala. 

Además hubo avance en la instrucción académica de los internos. 38 por ciento del total de la población cursa estudios educativos, mientras que 78 por ciento realizan algún deporte y, en el tema de la salud, detalla que los 12 centros registran medicamentos.  

SISTEMAS DE VIGILANCIA

Detalló que en el caso de las cámaras de videograbación, están instaladas en 14 de los 16 centros penitenciarios; entre estos: Actopan, Apan, Jaltocán, Huichapan, Ixmiquilpan, Jacala, Mixquiahuala, Pachuca, Tula, Tulancingo. 

Además de las cárceles distritales de Atotonilco El Grande, Tizayuca y Zacualtipán. Pero detalla que solo funcionan en 11: Actopan, Apan, Jaltocán, Huichapan, Ixmiquilpan, Mixquiahuala, Pachuca, Tula, Tulancingo, y las Cárceles Distritales de Atotonilco el Grande y Zacualtipán.

En temas de gobernabilidad registraron riñas y peleas entre internos de Jacala, Molango, Mixquiahuala, Pachuca, Tizayuca, y Tulancingo.

SALUD EN CENTROS PENITENCIARIOS 

El estudio señala que solo siete centros penitenciarios cuentan con área de enfermería: Apan, Jaltocán, Jacala, Mixquiahuala, Pachuca, Tenango de Doria y Tula.

En cuanto a las cárceles distritales, ninguna tiene médico adscrito ni área de enfermería, pero sí registraron medicamento suficiente.

Asimismo, señala que 12 internos padecen Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (SIDA), diez hombres y dos mujeres; mientras que en enfermedades mentales tienen registro de 36 pacientes, 34 hombres y dos mujeres.

INDÍGENAS, INFANTES Y EXTRANJEROS

Sobre los grupos vulnerables, el diagnóstico de Derechos Humanos detectó 323 personas privadas de su libertad que son indígenas; en su mayoría hablan náhuatl, otomí y hñähñú. 

También registraron 20 infantes, diez niños y diez niñas que viven con sus madres al interior de los diferentes centros de reclusión.

En cuanto a la población de origen extranjero hay 21 en las cárceles distritales y Ceresos, principalmente originarios de Honduras, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Perú y República Dominicana.

Para atender a toda esta población penitenciaria hay 291 custodios adscritos y 16 operativos.

RECOMENDACIONES: CIERRE DE CÁRCELES DISTRITALES

Tras este diagnóstico la CDHEH realizó varias recomendaciones, entre las que destaca el cierre de las cárceles distritales de Atotonilco El Grande, Tizayuca y Zacualtipán, ya que fueron creadas para personas sancionadas por infracciones administrativas y la finalidad no es la reinserción social.

También señaló la necesidad de otorgar alimentos tres veces al día, los cuales deben ser higiénicos y en buen estado, además de suministro suficiente en agua y que personal de la institución de reclusión cuente con el perfil adecuado.

Señaló también que es necesario continuar con la instalación de circuitos cerrados, realizar acciones de mantenimiento, y brindar protección a la salud tanto de internos como de sus hijos en el caso de mujeres.

Otro de los puntos fue la separación de mujeres y hombres privados de la libertad, así como procesados, sentenciados y grupos de mayor a menor peligrosidad. 

En cuanto a los niños que viven con sus madres, es necesario habilitar áreas como guarderías e impartir educación básica. También recomendaron cursos, talleres y conferencias de promoción y difusión de derechos humanos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?