Noticias

El feminicidio de Iocelyn Gabriela continúa impune, acusan familiares

Desde el pasado 7 de noviembre fue reportada la desaparición de Iocelyn Gabriela y dos meses después confirmada su muerte, calificada como feminicidio.

Avatar del

Por: Joselyn Sánchez

El feminicidio de Iocelyn Gabriela continúa impune, acusan familiares(Cortesía)

El feminicidio de Iocelyn Gabriela continúa impune, acusan familiares | Cortesía

A siete meses de la muerte de Iocelyn Gabriela Yescas Jacobo, sus familiares señalan que no existen líneas de investigación para dar con el paradero del o los responsables de su deceso, de acuerdo con la activista Frida Guerrera.

La desaparición y muerte de la joven nunca estuvo del todo clara, ya que la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH) emitió una ficha de búsqueda desde el 7 de noviembre de 2019.

Fecha en la que, según la Asociación Civil Sonrisas Pérdidas, fue vista por última vez en una tienda de conveniencia ubicada en sobre la carretera Tula-Tepeji, en la comunidad de El Carmen, municipio de Tula. 

Además, la PGJEH informó, en ese entonces, que la joven había comentado que iba con rumbo a la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan, en la misma demarcación, pero ya no se supo nada de ella. 

Para el 21 de noviembre la PGJEH había desactivado la ficha luego que supuestamente la joven había sido asegurada por la policía municipal de Tula por una falta administrativa y posteriormente puesta en libertad. 

Sin embargo, ese mismo día se emitió un boletín donde se informó que la joven había sido ingresada a las galeras municipales el 25 de septiembre, fecha anterior a su desaparición, por lo que se reactivó la ficha de búsqueda. 

Para el 3 de diciembre, casi un mes después de su desaparición, pobladores de Santa Ana Ahuehuepan alertaron a la policía municipal de un olor fétido proveniente de una camioneta abandonada en la avenida Las Palmas.

Por lo que, alrededor de las 09:52 horas de ese día, elementos de la policía local acudieron a corroborar el reporte y al interior de una camioneta Ford F-150, modelo 1986, con placas de Querétaro, ubicada frente a la bomba de agua de la comunidad, encontraron un cráneo humano en la batea del vehículo. 

Al principio se creyó que pertenecía a un hombre y fue catalogado como un homicidio, pero junto con el cráneo se localizó una bolsa de mujer de colores azul, blanco y rosa, además de cabello de mujer que hasta ese entonces no se sabía si pertenecía o no al cráneo. 

Pasaron los días y la PGJEH realizó las pruebas necesarias para identificar a quién pertenecía el cráneo y la cabellera encontrada en Santa Ana, las cuales revelaron que se trataba de Iocelyn. 

Sin embargo, tuvieron que pasar casi dos meses para que se supiera que los restos encontrados en Santa Ana eran de la joven desaparecida, por lo que la dependencia estatal desactivó la ficha número 37 hasta el 29 de enero de 2020.

Hasta ahora no se han dado más detalles de su muerte. Sin embargo, este hecho está calificado como feminicidio. 

Se sabe que la familia de joven habita en la Ciudad de México y al momento de su desaparición ella se encontraba trabajando en un bar conocido como La Goma, ubicado sobre la carretera Tula-Tepeji a la altura del club de golf Amanalli.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?