Noticias

¿Estás harto de que te llamen para venderte cosas? Es muy fácil solucionarlo

Una herramienta de Profeco evita que las empresas utilicen tu número telefónico para venderte productos o servicios.

Avatar del

Por: El Universal

¿Estás harto de que te llamen para venderte cosas? Es muy fácil solucionarlo(Pxfuel)

¿Estás harto de que te llamen para venderte cosas? Es muy fácil solucionarlo | Pxfuel

¿Te llaman constantemente para ofrecerte productos o servicios? Evítalo, ya que puedes registrar tu número celular o fijo ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y evitar que empresas te llamen para ofrecerte servicios comerciales, de telecomunicaciones o turismo.

Para lograrlo, solamente debes ingresar al sitio del Registro Público para Evitar Publicidad (REPEP) donde ingresarás el número telefónico en el que ya no deseas recibir llamadas.

De acuerdo con el portal, podrás consultar la inscripción del número telefónico a través de la página de la Profeco. El número telefónico quedará inscrito en el Registro un día hábil después de que hayas realizado el trámite de inscripción.

El registro surtirá efectos a los 30 días naturales siguientes a la fecha de inscripción del número referido", detallan las Reglas de Operación y Funcionamiento del Registro Público de Consumidores.

La posibilidad de registrar tu número existe desde hace 16 años, cuando se reformó la Ley Federal de Protección al Consumidor y se implementó el Registro Público de Consumidores (RPC), para que los usuarios no fueran molestados con publicidad no deseada por proveedores mediante llamadas telefónicas y mensajes de texto, o que su información sea utilizada para fines mercadotécnicos o publicitarios.

La inscripción es gratuita, pero cabe aclarar que no aplica para las llamadas telefónicas de los siguientes personajes: proveedores de servicios financieros, bancos, seguros, afore, las personas con funciones de cobranza, las organizaciones políticas, las entidades de beneficencia y los encuestadores telefónicos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?