Niño que caminaba descalzo se fabrica un par de chanclas con una llanta

Con mucho ingenio y materiales reciclados, este chico pudo hacer unas sandalias. Pero no se limitó con un par, hizó más y ahora su empresa está creciendo. 

Avatar del

Por: Redacción

Niño que caminaba descalzo se fabrica un par de chanclas con una llanta(Especial)

Niño que caminaba descalzo se fabrica un par de chanclas con una llanta | Especial

Venezuela.- Desde pequeño, Andrés López ha tenido que enfrentarse a la difíicil situación económica. Un día, el joven originario de Bolívar, perdió su único par de chanclas y tuvo que andar descalzo por las calles ya que su familia no contaba con el recurso para comprarle unas nuevas. 

A sus 14 años decidió que no caminaría más así, por lo que junto materiales reciclados como el caucho de una vieja llanta, para fabricarse sus propias sandalias. 

Andrés vive con su hermano, su abuelo y su mamá Carla al sur de Venezuela, en donde la economía ha sido un problema difícil para las familias. Sumado a esto, la situación ha sido más complicada ya que Carla padece anemia extrema, lo que le impide dsalir a trabajar para llevar sustento a casa. 

Por días, el adolescente tuvo que andar descalzo tras perder sus chanclas, ya que su familia no podía obsequiarle unas nuevas. Esto no lo desanimó, al contrario al no contar con el recuso buscó la menera de confeccionar un par de sandalias con material reciclado. 

Su abuelo fue quien ele enseñó carpintería, ya que Andrés pasaba mucho tiempo en su taller. Después de haber desarrollado la habilidad con la madera, su ingenio le dio para crear su propio calzado con una llanta vieja. 

¡YA ESTÁN A LA VENTA! 

Una vez que las terminó, se percató de que  que tenía una gran oportunidad de trabajo para ayudar a su familia, por lo que comenzó a facricar más chanclas. Al inicio, sacaba la suela y el hilo del caucho de llantas abandonadas y hacía las ajugas con el tacón de los zapatos de mujer que encontraba en la basura.

Debido al éxito que han tenido sus creaciones, ha podido comprar materiales y herramientas, pero lo mejor de todo es que algunos han sido donados de personas que se han conmovido y se han sentido orgullosas con su esfuerzo y trabajo.

La pequeña empresa de Andrés está creciendo cada vez más y ahora tiene más variedad de modelos, desde los que tienen una sola tira hasta los diseños más coloridos. En su cuenta de Instagram ya tiene más de 46 mil seguidores y siguen creciendo.

El chico tiene el plan de expandir su negocio para seguir ayudando a su familia y en un futuro convertirse en un jugador de béisbol, porque es una de sus grandes pasiones.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?