Noticias

Permaneció 7 días sin atención en Hospitales de Pachuca y falleció, esto fue lo que ocurrió

La investigación hecha por la CNDH arrojó que hubo negligencia médica por parte de personal de los hospitales General y del ISSSTE en Pachuca por el caso ocurrido en 2016.
 

Avatar del

Por: Miriam Avilés

Permaneció 7 días sin atención en Hospitales de Pachuca y falleció, esto fue lo que ocurrió

Permaneció 7 días sin atención en Hospitales de Pachuca y falleció, esto fue lo que ocurrió

Negligencia médica en el Hospital General B del ISSSTE, con sede en Pachuca, derivó en la muerte de una mujer en el Hospital General de la Secretaría de Salud de Hidalgo, tras una cirugía y mala atención posoperatoria, según reveló la investigación llevada a cabo por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Según se detalla en el expediente CNDH/5/2017/20/Q, integrado por el organismo defensor, el peregrinar de una mujer de 63 años de edad y su familia comenzó el 22 de abril de 2016, cuando fue llevada a la clínica hospital Doctor Daniel Salazar Fernández, del ISSSTE, en Huejutla de Reyes, por un fuerte dolor abdominal. 

El médico le informó a la familia que la mujer requería atención urgente y tendría que ser internada para valoración por un médico cirujano. 

Sin embargo, fue hasta el 24 de abril, dos días después, que el cirujano diagnosticó la urgencia de operación por una oclusión (bloqueo) de colón, e indicó que se requería el área de terapia intensiva por lo delicado del caso. 

Pero debido a que la unidad en que fue recibida inicialmente carece ese servicio, determinaron el traslado de la paciente a Pachuca, al Hospital General B, Doctora Columba Rivera Osorio del ISSSTE, para su atención.

A pesar de que realizaron el traslado y que el 25 de abril la paciente ingresó al Hospital General B, permaneció tres días sin ser valorada por la especialidad de cirugía general y su estado de salud se deterioró.  

Incluso se detectó que en las notas clínicas de médicos del Hospital General del ISSSTE que la revisaron en esos días, registraron la presencia de fuerte dolor abdominal y malestares en general. 

Ante la situación, los familiares ya desesperados, el 29 de abril, siete días después de que acudieron por primera vez a una unidad clínica, determinaron solicitar el alta voluntaria de la paciente para trasladarla a un centro médico particular (en Pachuca), donde les confirmaron el primer diagnóstico (necesidad de atención urgente). 

El médico particular les informó que era necesaria una intervención quirúrgica inmediata y, por su grave estado de salud, era probable que requiriera atención del área de terapia intensiva. 

Así que la familia determinó llevarla al Hospital General de la Secretaría de Salud de Hidalgo para que realizarán la operación el 30 de abril.

Ese mismo día ingresó a ese hospital bajo el diagnóstico: "Choque séptico, sepsis abdominal y apendicitis aguda". 

Fue intervenida quirúrgicamente a las 14:00 horas del 30 de abril. De acuerdo con el reporte le extirparon el colon y el apéndice. Sin embargo, a las 19:00 horas falleció mientras esperaba ingresar al servicio de terapia intensiva. 

De la investigación se desprendió que en el Hospital General solicitaron ingresarla a terapia intensiva después de la operación, pero tres horas y 25 minutos después seguía en la sala de recuperación, situación por la cual murió, al permanecer ese tiempo sin la atención adecuada.
 
Debido a esto los familiares presentaron la denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) el 5 de diciembre de 2016, pues a pesar de distintos reclamos en las instancias de salud donde acusaron las distintas negligencias médicas, estas no tuvieron impacto alguno. 

Fue hasta el 28 de octubre de 2018 cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos tomó conocimiento del caso y comenzó las investigaciones.

Detectó que entre las anomalías, en junio de 2018 el órgano interno de control del ISSSTE, cuya oficina está en Veracruz, determinó que no había suficientes elementos para presumir responsabilidad administrativa de los servidores públicos denunciados. 

Bajo este contexto, la CNDH emitió la recomendación 80/2019 para que el ISSSTE y el Gobierno de Hidalgo (responsable de la Secretaría de Salud de quien depende el Hospital General) reparen el daño, pues por una apendicitis aguda que se agravó con peritonitis, la mujer de 63 años murió tras ocho días de inadecuada atención médica por parte de dichas instituciones.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?