Alianza PAN, PRD y PRI al gobierno de Hidalgo

NUBE ESTÉRIL

Avatar del

Por: Víctor Valera

Es inevitable separar la elección de diputados locales y federales de la renovación del gobierno de Hidalgo el próximo año y los resultados de este 6 de junio darán pauta para la continuidad del Partido Revolucionario Institucional (PRI) o, por el contrario, una inédita alternancia.

Ayer, desde el edificio del bulevar Colosio, en Pachuca, delinearon la política de alianzas a corto plazo, donde PAN y PRD, después de casi desaparecer en la elección de 2018, se subieron al carro priista rumbo a los comicios de gobernador, cuyo proceso incluso inicia este diciembre.

Quedó para el recuerdo la imagen de los dirigentes del PRD y PAN, Ricardo Gómez Moreno, y Cornelio García Villanueva, al levantar los brazos y aplaudir en la sede priista a lado de la primera plana tricolor.

Por separado, estos partidos no ganarían mayorías en las elecciones de diputados locales y federales, pero ahora dan forma a una alianza cuya efectividad será medida en los comicios y que actualmente acorta el paso a Morena, según las encuestas en otros estados del país.

Una permanente campaña electoral del PRI y sus aliados, basta recorrer los edificios del Palmar o las viviendas de la Plutarco en Pachuca para ver sus numerosas lonas o las constantes entrevistas en Radio y Televisión de Hidalgo; contra unos desconocidos candidatos que con tal de ganar apuestan a la efectividad de la marca Morena, ahora desgastada por la acción de gobernar y no ser oposición.

¿Qué pasará? A caso se repetirán los resultados de la elección de 2018, o veremos acortado el margen de acción presidencial al perder mayorías en las Cámaras que den poder a PRI, PAN y PRD para negar las iniciativas del gobierno federal.

A nivel nacional esta coalición busca frenar el poder gubernamental emanado de la federación, mientras que en el ámbito estatal pide apoyar al gobierno en turno.

Lo que está en juego en estas elecciones: el cierre de la administración de Omar Fayad Meneses con un Congreso de Hidalgo “que apoye el desarrollo del estado”, según el senador Miguel Ángel Osorio Chong.

O un Poder Legislativo que trabe la recta final del gobierno estatal con un viejo conocido por las actuales autoridades estatales, Francisco Xavier Berganza, cuya candidatura plurinominal revivió vía Tribunal Electoral de Hidalgo (TEEH).

De ganar la mayoría en el ámbito local, Morena avanzaría hacia la elección del próximo año con un escenario muy terso. En pocas palabras, PAN-PRD se juegan su sobrevivencia y PRI la continuidad en el gobierno del estado; a nivel federal la posibilidad de frenar al presiente. 

Por ello, con la foto tomada ayer en el edificio del bulevar Colosio, mandaron el mensaje que esta coalición continuará después del 6 de junio y que, probablemente, trascenderá el ámbito legislativo hacia una estrategia electoral de mayores alcances.

Llegó la hora. Aquellos que permanecieron en silencio en el pasado reciente, como Osorio Chong, abandonaron esa inercia para encabezar la guerra de declaraciones contra los gobiernos morenistas y señalar todo lo que han hecho mal.

Así las cosas, la función ya empezó.

ACLARACIÓN                                                      
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?