Opinión

Columna Jurídica

La acción penal por particular.

Por:

Diseño: Grupo AM

Diseño: Grupo AM

Derivado de la reforma constitucional de 18 de junio de 2008, varios cambios se presentaron en nuestro ordenamiento jurídico, comenzando por supuesto por nuestra Carta Magna y una de las modificaciones aludidas ocurrió en el artículo 21 constitucional el cual establecía que el ejercicio de la acción penal correspondía única y exclusivamente al Ministerio Público. Pues bien, dicha facultad dejó de ser exclusiva y ahora se permite que los particulares puedan ejercerla conforme a las disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales. Veamos cuáles son los puntos a destacar de esta innovadora figura jurídica en México:

Su fundamento legal lo encontramos tanto en el artículo 21 párrafo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como en los artículos 426 al 432 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Recordemos: la regla general es que el M.P. es el facultado para ejercer la Acción Penal mientras que la excepción es que los particulares (víctima/ofendido mediante su Asesor Jurídico) la ejerzan.

Por supuesto que no cualquier delito es susceptible de perseguirse a través de esta figura, sino que hay requisitos a seguir para tal efecto: Delitos perseguibles por querella/penalidad alternativa distinta a la privativa de la libertad/cuya punibilidad máxima no exceda de tres años de prisión. Ejemplos en Hidalgo serían: amenazas, calumnia, difamación, entre otros.

Otros requisitos son: que se cuente con datos que permitan establecer que se ha cometido un hecho que la ley señala como delito y exista probabilidad de que el imputado lo cometió o participó en su comisión.

¿Alguna idea de valor?  Claro, una de ellas es que no hay necesidad de acudir al Ministerio Público (salvo que se requiera algún acto de molestia con o sin control judicial)

Etapas procesales preliminares: Presentación de la querella ante el juez de Control, solicitando orden de comparecencia o citación para audiencia inicialà se señala audiencia (PRIVADA) para verificar procedencia de Acción Penal por Particular conforme al calendario del juzgado. Se conceden 3 días para prevenir al particular respecto al contenido de su petición. De ser aprobada, se señala día y hora para audiencia inicial (de 5 a 10 días siguientes a la admisión de la A.P.P.)

Reglas procesales aplicables: En la substanciación de la acción penal promovida por particulares, se observarán en todo lo que resulte aplicable las disposiciones relativas al procedimiento, previstas en este Código y los mecanismos alternativos de solución de controversias.

En esta nota:
  • Columna Jurídica

Y tú, ¿qué opinas?