¿De dónde provino la Recaudación Fiscal en el 2020?

GOL TRIBUTARIO

Avatar del

Por: Lic. Juan Antonio Aguilar Cervantes

Para darnos una idea de la manera en la que está distribuida la carga fiscal en nuestro país, recurrimos a los propios datos oficiales publicados por el Servicio de Administración Tributaria.

En este orden de ideas, les platico que estamos inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes, la cantidad de 78,953,332 gobernados, ya sean personas morales o físicas. Esto es, prácticamente 79 millones de los 126 millones de mexicanos que somos en total, contribuimos al gasto público. Esto representa al 62.6% de la población.

Ahora bien, dichos contribuyentes, se dividen de la siguiente forma:

  • 0.05% - Grandes Contribuyentes Personas Físicas.
  • 2.75% - Personas Morales (Pequeñas y medianas empresas).
  • 38.54% - Personas Físicas (Actividad Profesional o empresarial).
  • 58.65% - Sueldos y Salarios
  • 0.01% - Grandes Contribuyentes Personas Morales

De estos contribuyentes, los que en mayor medida contribuyen al pago de los impuestos son los grandes contribuyentes personas morales, que únicamente ascienden a 7,900 y que única y exclusivamente representan el 0.01% del total de los sujetos pasivos del tributo. Y que dicho sea de paso, son los que más se ecuentran sujetos a las facultades de fiscalización por parte del SAT.

En efecto, si bien es cierto que la mayor parte de los contribuyentes son las personas físicas asalariadas (un poco más de 46 millones), también habrá que decir que en sí mismos no generan riqueza, sino que ayudan a generarla, a pesar de representar en cantidad el mayor número de contribuyentes. En contraste con los poco más de 30 millones de personas físicas que tributan en el régimen de actividad empresarial y/o profesional, que prácticamente operan como empresas para efectos fiscales.

De ahí la importancia de dar beneficios a las empresas y personas físicas con actividad empresarial y/o profesional en este país, para que se siga sosteniendo, y sobre todo en época de pandemia, situación que – desgraciadamente – no ha ocurrido, ya que más allá de generar incentivos a la inversión o estímulos fiscales, continúa creciendo la fiscalización.

Ahora bien, resultaría bastante útil para toda la población que la gente que se encuentra en la informalidad, pudiera pagar por lo menos algo de impuestos para hacer más equilibrada la carga impositiva, o bien, que a través del consumo y vía impuestos indirectos, se pueda contribuir; situación que desgraciadamente no se ha conseguido en nuestro querido México.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?