Opinión

Películas para una guerra.

DESDE EL PROYECTOR

Avatar del

Por: Mariano Bouchot

En las últimas horas, he leído y escuchado a un número ya incontable de líderes de opinión, expresarse sobre lo sucedido el día jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa. Me sorprende que la gran mayoría de personas que opinan sobre este delicado tema, lo hacen como si fuesen expertos en táctica y estrategia militar, como expertos en seguridad nacional, cuando en realidad la mayoría son solo lectores de noticias, otros más solo opinan de cualquier tema de la agenda pública y los menos son realmente conocedores de temas como seguridad, estrategia y táctica militar.

Lo que aconteció en Culiacán este jueves no significa que el Estado mexicano haya sido doblegado por las fauces del narcotráfico, tampoco es muestra de un adelgazamiento del Estado ante fuerzas paramilitares, como sucede en otras latitudes del orbe. Lo que pasó tiene que ver con temas de estrategia y táctica militar, no de un Estado fallido ni de un fracaso presidencial como muchos “líderes de opinión” quieren hacer ver.

Hace algunos años, en el 2003 para ser preciso, el Pentágono organizaba visionados de una particular película, para militares norteamericanos encargados de operaciones especiales en la guerra contra Irak. El filme que estudiaban a detalle es La Batalla de Argel (La Battalgia di Algeri), cinta de 1966, dirigida por el italiano Gillo Pontecorvo, que aborda el tema del inicio de la guerra de Independencia de Argelia, luchando contra un efectivo y temible ejército francés.

El propio George W. Bush, entonces presidente de Estados Unidos, no solo estudió La Batalla de Argel, fue más a fondo, leyendo A Savage War of Peace: Algeria 1954-1962 (Una Guerra Salvaje de Paz: Argelia 1954-1962) del historiador británico Alistair Horne. Así lo menciona Ignacio Cembrero en un artículo de su autoría: El Presidente estudia la guerra de Argelia; publicado el 27 de enero del 2007, en el diario El País, de España.

Otras películas como Código Gerónimo: La caza de Bin Laden (Seal Team Six: The Raid Of Osama Bin Laden). Estrenada en 2012, narra la operación táctica y estratégica que llevó a la ubicación y posterior eliminación de Osama Bin Laden. Con esta cinta nos podemos dar una idea de lo que significa el trabajo de inteligencia en medio de una guerra.

Otra película que muestra que no siempre las operaciones militares resultan idóneas es 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi (13 hours), dirigida por el magnífico Michael Bay. Aborda la historia basada en hechos reales sobre el rescate de diplomáticos y agentes de la CIA en Libia.

Para todos aquellos que hablar de un debilitamiento del Estado o de una victoria del narco frente al gobierno mexicano, sería recomendable que ahondaran y profundizaran en lecturas sobre episodios bélicos de la historia contemporánea alrededor del mundo.

Y tú, ¿qué opinas?