Opinión

Se calienta la pretendida reforma electoral

Agenda Setting

Avatar del

Por: Florentino Peralta

La pretendida reforma electoral se calienta. A tres meses de que venza el plazo para concretarla, representantes de nueve partidos políticos manifestaron su preocupación por la dilación, quizá sistemática, con que el Congreso del Estado lleva a cabo el proceso que aún deberá pasar por los ayuntamientos.

Además, el mandatario Omar Fayad Meneses se pronunció ya sobre la duración del próximo periodo gubernamental, pues mientras la mayoría de institutos políticos apuntan hacia una gestión de cinco años y lograr así el empate electoral en 2027, la fracción legislativa de Morena impulsa un espacio bianual.

El miércoles pasado las dirigencias estatales de PRI, PAN, PRD, PT, Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano, Más por Hidalgo, Nueva Alianza y Encuentro Social advirtieron en conferencia de prensa conjunta que se acerca la fecha límite, 15 de septiembre próximo, para avalar la esperada reforma electoral.

Anteriormente, este espacio expuso que la temporalidad del próximo periodo de gobierno sería punto de quiebre. Para que una reforma a la Constitución estatal se logre tiene que aprobarse en el Congreso local y turnarse a los 84 ayuntamientos, donde mínimo 56 de ellos tendrían que ratificarla o sería rechazada.

Como la fracción de Morena, junto con sus aliados, alcanza 20 de los 30 escaños del Congreso local y sin problema conseguiría la mayoría requerida para aprobar su propuesta, los demás partidos políticos apelan veladamente a que los alcaldes y cabildos emanados de sus filas rechacen esa eventual aprobación.

Sin embargo, los diputados de Morena aún no definen qué temas serán incluidos en la reforma y el periodo legislativo culminará el mes próximo. Desde que el Congreso, presidido por Ricardo Baptista, tomó la conducción existe un retraso en los trabajos para lograr los temas que amerita una reforma constitucional.

POSIBILIDAD


Omar Fayad Meneses sumó su voz a este proceso al considerar que un periodo gubernamental de dos años sería como tirar dinero a la basura, para luego acotar que será una decisión del Legislativo. Ricardo Baptista pidió a los dirigentes de partidos políticos que “dejen de grillar”, pues la reforma está lista. Morena solo cuenta con un ayuntamiento, aunque en el camino varios ediles han renunciado a sus partidos de origen para unírsele, como Zapotlán, Huasca, Villa de Tezontepec, Tlahuelilpan y Atotonilco de Tula. No obstante, el resto es mayoría y de sentirse avasallados en el Congreso, podrían frenar la reforma desde los cabildos.

Comentarios