Opinión

¿Sucesión adelantada?

AGENDA SETTING

Avatar del

Por: Florentino Peralta

A punto de cumplirse los tres primeros años de Omar Fayad Meneses como gobernador de Hidalgo, algunos perfiles que estarán en la lista de contendientes a sucederlo parecen solidificarse, entre ellos Julio Ramón Menchaca Salazar, el senador de Morena que causó expectación con su primer informe legislativo.

Como se ha comentado ya, amalgamó a la plana mayor del gobierno federal, de las Cámaras legislativas y de la administración estatal durante aquel ejercicio que, equiparó la magnitud de las entregas anuales acostumbradas por mandatarios locales en épocas pasadas, incluso con mayor poder de convocatoria.

La presencia recurrente en Hidalgo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador hace pensar que busca allanar el camino para lo que venga en el terreno político, mientras tanto, el respaldo mostrado la semana pasada hacia el senador lo colocó automáticamente como uno de los perfiles a observar.

En el frente priista, los acomodos que están por confirmarse otorgarían amplio margen de maniobra a Carolina Viggiano Austria, quien accedería a la secretaría general del Comité Ejecutivo Nacional tricolor, que si bien vive su peor momento como instituto político, sirve de plataforma y es gobierno en Hidalgo.

La militancia priista acudió ayer a las mesas receptoras de votos para elegir a quienes ocuparán la presidencia y la secretaría general del partido a nivel nacional para el periodo 2019-2023. Los cómputos estatales serán mañana y el conteo nacional el miércoles, pero en Hidalgo se dio por ganadora a Viggiano.

De consumarse el triunfo de Alejandro Moreno “Alito” como presidente del priismo nacional y de Carolina Viggiano como secretaria general, la recomposición del mapa tricolor hidalguense y los operadores que habrán de integrar las cúpulas municipales buscarían enfocarse al proyecto de la ex legisladora federal.

TIEMPO AL TIEMPO
Las múltiples señales provocadas por la magnitud y concurrencia del informe legislativo de Julio Menchaca y su compañera María Merced González alentaron el ambiente político en Hidalgo. El proceso priista también aviva la expectativa sobre la recomposición de fuerzas al interior del hasta hoy debilitado tricolor. Sin embargo, la gubernatura de Omar Fayad llegará apenas a la mitad de su recorrido y faltan muchas cartas por develarse, entre ellas las del mandatario que ha modificado la dinámica que regía la relación PRI-Gobierno y ahora tendrá que verse el viraje o mecánica que implementará llegado el tiempo de la sucesión.

Y tú, ¿qué opinas?