Opinión

¿Tenía Cruz Azul madera de campeón?

EL NÚMERO 12

Avatar del

Por: Carlos Castelán

Como si los aficionados celestes vivieran en una novela negra, ahora resulta que de tener la posibilidad de declararse monarcas del Clausura 2020, el presidente de la Liga MX esta semana dio a conocer que no habrá campeón, y dadas las condiciones sanitarias, lo más prudente es cancelar la competición.

 Más de uno de mis amigos azules ya andaba soñado con que les entregaran la copa de manera anticipada, mientras que otro sector de la afición me contaba que, de ser así, para ellos no valdría, pues los méritos se ganan en el campo de juego.

De una u otra forma, bajo el puente queda otro campeonato y con ello otra oportunidad para el Cruz Azul, y mientras reía de lo cruel que es el destino con algunas aficiones, al mismo tiempo me preguntaba si ésta era realmente la buena, pues muchos factores hacían creer que sí.

Primero hay que decir lo obvio, las cementeros eran líderes del torneo y desplegaban un juego agradable a la vista, que se vio potenciado tras el cambio del 4-4-2 con Giménez y Rodríguez en la delantera a un 4-3-3 con la inclusión de Orbelin Pineda como el jugador polivalente.

Mérito aparte merece Robert Dante Siboldi que, tras una llegada accidentada y un torneo pésimo, poco a poco le fue encontrado el modo a su equipo y plasmando su idea de juego.

Línea por línea Cruz Azul era un equipo sólido, una portería bien cubierta, una defensa solvente siempre y cuando estuviera Aguilar o el Cata, un medio campo rápido y confiable con Baca y Yotún recuperando cuanto balón perdido y una delantera con dos bólidos por los costados y un “Cabecita” inspirado. Me recordaba mucho al Cruz Azul del gran Sergio Marcarian, ese mismo que jugaba bonito, pero no ganaba los partidos importantes.

Por último, mencionar la banca, siendo la parte más flaca del equipo, pues solo tenía a Igor Lichnovsky como hombre de experiencia, siendo el resto extranjeros recién llegados, petardos que buscaban salida y canteranos sin rodaje.

¿Ustedes creen, queridos lectores, que este pudo haber sido el campeonato en que el Cruz Azul saldría campeón? Por mi parte, por el puro hecho de ser el equipo que es, lo dudo muchísimo.

Haters contra Marion Reimers

Como ya les había contado aquí en su columna de confianza, el fin de semana pasado regresó la Bundesliga y con ello la cadena Fox Sports dio por terminada una sequía sin transmitir partidos oficiales. En el encuentro del Borussia Dortmund vs Schalke 04, la periodista y comentarista Marion Reimers fue la encargada de narrar las acciones del encuentro, hecho que desató la furia de los tuiteros que gustan del deporte.

Muchos acusaron que el estilo de Reimers era poco atractivo o aburrido, algo que depende completamente del gusto del televidente; sin embargo, más de uno no paró ahí y comenzó a lanzar en contra de la comentarista insultos y calificativos como “feminazi” que poco tenían que ver con su narración.

Lamentablemente el espacio deportivo sigue impregnado de machismo y misoginia, misma que permite que algunos aficionados excedan el límite de la opinión, reflejando un comportamiento fuera de lugar.

En lo personal, a mí tampoco me gustó la transmisión general del encuentro, la falta de ritmo de los comentaristas era obvia y los problemas técnicos no ayudaron tampoco, aunque creo que mucho de ese desencanto tiene que ver con la magia que se pierde al tener un estadio vacío.

Y recuerden queridos lectores ¡quédense en casa!

ACLARACIÓN                 
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo. 

Y tú, ¿qué opinas?