Opinión

Tlahuelilpan, otros datos

AGENDA SETTING

Avatar del

Por: Florentino Peralta

A un año de la explosión que cobró 137 vidas y dejó a 194 menores en la orfandad, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador rindió un informe donde lo que destacó nuevamente fue su falta de sensibilidad.

El sábado pasado dio la vuelta al calendario el estremecedor episodio donde centenares de personas se bañaban irresponsablemente en gasolina, mientras uniformados federales y soldados tímidamente los invitaban a retirarse.

Tlahuelilpan tristemente se convertiría en nota internacional, luego que habitantes de ese y otros municipios cercanos saqueaban el combustible que brotaba de una toma ilegal, la mayoría arrastrados por una imprudente curiosidad.

Apenas diez días antes y sin previo aviso fueron cerrados los ductos y una decena de entidades, entre ellas Hidalgo, se quedaron sin combustible, lo que generó un desabasto colosal que incrementó la rapiña ese 18 de enero.

Y así, López Obrador puso el viernes pasado a la subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Diana Álvarez Mauri a rezar una numeralia a manera de informe sobre los apoyos entregados.
 
Entre otros datos, se dijo que el gobierno federal otorgó 167 apoyos humanitarios de 15 mil pesos por persona fallecida, hospitalizada y desaparecida, 29 apoyos funerarios, así como 159 becas para el Bienestar Benito Juárez.

Mientras que el mandatario dijo que “nadie puede sentirse culpable, los que pierden la vida en este caso están ahí porque buscan sobrevivir, un ingreso, y sus familiares lo mismo, ellos merecen todo nuestro apoyo y solidaridad”.

Cifras de Petróleos Mexicanos (Pemex) indican que de enero a septiembre de 2018 fueron localizadas 14 perforaciones a los ductos que cruzan Tlahuelilpan, mientras que durante el mismo periodo, pero de 2019 encontraron 116.

SOLO DIO EL AVIÓN

Una vez cumplido el trámite de conmemorar la explosión del viernes 18 de enero de 2019 mediante estadísticas para demostrar que sí brindó apoyo a los familiares de las víctimas de negligencia, el presidente López Obrador dio paso al tema que verdaderamente consideró importante para distraer la atención nacional: la rifa del avión presidencial, la más reciente ocurrencia que involucra a la Lotería Nacional y fiel a su sello, ya luego buscará los mecanismos para aterrizar su grandiosa idea de fragmentar la malquerida aeronave en seis millones de cachitos de a 500 pesos cada uno, total, así transcurrió el primer año y así seguirán los cinco restantes.

Y tú, ¿qué opinas?