Opinión

Virus selectivo

EL DERECHO DE GIL BORJA

Avatar del

Por: Arturo Gil Borja

  •  Fb: Arturo Gb 
  • Tw: @arturogilb

La discapacidad no te define; te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta”.

Jim Abbott.

Desde la peste negra, en la edad media, se han desatado pandemias que han cambiado a una región, una nación y ahora al mundo entero.

En algunos casos, han sido producto de la falta de higiene y malos hábitos de la humanidad, en otros, la falta de conocimiento y rigor científico para afrontarlas, sin embargo, sus destinatarios, han sido ricos y pobres, pues las bacterias y virus, no distinguen condición económica, sino biológica.

En el caso de la COVID 19, la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha esmerado por manifestar que el virus en comento, ha evolucionado de manera natural, sin embargo, en todo el mundo, siguen las teorías de que él mismo fue creado en un laboratorio.

Los argumentos son variados, pero llaman la atención aquellos que dicen que es un virus casi perfecto, pues reconoce en los pacientes que más cuestan a los sistemas públicos de salud, sus principales víctimas para hacerlos su objetivo principal y acabar de una vez, con enfermos que, a la larga, serían de alto costo a los gobiernos.

Son millonarias las cantidades que gastan los gobiernos, para paliar las consecuencias de la diabetes, el cáncer en todas sus expresiones, las enfermedades causadas por la hipertensión, las personas que, por alguna discapacidad, son propensos a que su sistema inmune no responda de la misma manera que las personas sin discapacidad, etcétera.

Pareciera que habría que diezmar a la población, a través de una guerra silenciosa, creada en un laboratorio, en donde difícilmente vamos a conocer los números reales, pues en medio oriente, pareciera han escondido la información, mientras que, en África y Latinoamérica, los gobiernos han sido rebasados y llevar un control real, parece imposible.

De todo esto, ha resultado un cambio en la vida cotidiana de todos, de lo que no se puede excluir la educación y en donde, quienes tienen carencias económicas y geográficas, se han visto afectados, pues sin acceso a internet ni mucho menos a herramientas cibernéticas básicas, quienes tienen televisión y señal para recibir clases por televisión, se quedan con dudas y sin aprovechar los beneficios de quienes tienen inclusive, un tutor personal para recibir clases y dar seguimiento al conocimiento por otros medios.

Lo que pocos saben, es que alrededor del 5% de la población, tan solo en México, sufre de alguna discapacidad, en algunos casos física, pero en muchos más, de carácter intelectual.

Imagina en primer lugar a un infante que, con mucho amor y ánimo, desea tener las misas oportunidades que sus hermanos, primos, amigos o conocidos, y que, vía televisión o computadora, tiene que recibir las clases al igual que sus compañeros, sin que exista la posibilidad de entender a la misma velocidad que otros lo hacen, los conocimientos vertidos.

Con la “gran idea” que tuvo la Secretaría de Educación Pública, en la administración de Felipe Calderón, de no reprobar a alumno alguno, sino la obligatoriedad de que aquellos que tomaran clase, debían aprobar el año escolar; imagina a un niño con alguna discapacidad intelectual, que “cursa” el quinto año de primaria y que aún no habla, lee, ni escribe, pero que pasará a sexto año, para tener un récord nacional de “aprendizaje y eficiencia terminal” que presumir.

Este virus “selectivo”, no solo está matando la economía, sino que ha dado un golpe muy duro a un porcentaje de la población que, por alguna discapacidad, sea física, mental o económica, sufrirán una desigualdad de oportunidades en su futuro.

Sería interesante conocer cuál es el plan de los gobiernos del mundo, para atender esta inequidad y apoyar a quienes, por su condición, hoy requieren una atención especial. 

Por hoy me despido, esperando tus comentarios.

Hasta la próxima.

ACLARACIÓN                                             
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?