Vivir+

Películas de terror basadas en una historia real

Avatar del

Por: El Universal

Películas de terror basadas en una historia real

Películas de terror basadas en una historia real

No hay nada que dé más miedo, que una historia real de terror

Sin importar qué tan aterradora sea una película de terror, cuando lo piensas bien, sabes que lo que sucede en pantalla NO es real. Es imposible que el muñeco de un niño sea poseído por el alma de un asesino serial y empiece a matar gente. Pero resulta que la mayoría de las películas de miedo tienen raíces en lo que pasa en la vida real.

Pero antes de que dejes de leer y te vayas a quemar tu Barbie de la infancia, deberías saber qué películas están basadas en una verdadera historia. Por fortuna, la mayoría se basan en un asesino serial que murió desde los años 80 ��

Psicosis

Ficción: Una mujer joven es asesinada por el gerente de un motel que ocasionalmente se hace pasar por su madre muerta, que todavía se está descomponiendo en su casa.

Realidad: La historia de Psicosis, adaptada de un libro de 1959 del mismo nombre, se basa libremente en el asesino del mundo real Ed Gein, cuya fijación en su madre y otras cualidades se reflejan en el personaje de Norman Bates.

El Exorcista

Ficción: 2 monjes y una madre tratan de salvar a una niña de 12 años de una posesión demoníaca.

Realidad: El Exorcista fue adaptada de la novela de 1971 del mismo nombre. Ese libro se basó al menos parcialmente en la historia de un niño de 13 años no identificado que exhibía señales de posesión en 1949.

La masacre de Texas

Ficción: Un grupo de amigos son aterrorizados por una familia aislada de caníbales rurales, incluyendo al ahora icónico Leatherface.

Realidad: Para darle publicidad a La Masacre de Texas, la campaña de marketing decía que estaba basada en una historia real, lo cual no es del todo exacto, aunque Leatherface se inspiró en el asesino de la vida real, Ed Gein, quien también llevaba piel humana sobre la suya.

Tiburón

Ficción: Un tiburón gigante aterroriza a los playeros en la costa de la ciudad ficticia de Amity Island, en Nueva Inglaterra.

Realidad: Tiburón se inspiró en las muertes de 5 víctimas en Nueva Jersey en 1916 a manos de un feroz tiburón salvaje.

Terror en Amityville

Ficción: Una pareja joven encuentra su nuevo hogar en una casa habitada por espíritus poco amigables.

Realidad: Basada en el libro de Jay Anson del mismo nombre, Terror en Amityville es un recuento bien conocido del asesinato de Ronald J. DeFeo Jr. en la vida real, de sus padres y 4 hermanos, y los eventos posteriores que experimentaron por los propietarios posteriores de la casa.

Una Pesadilla en Elm Street

Ficción: El famoso Freddy Krueger busca y mata a un grupo de adolescentes en sus sueños.

Realidad: Wes Craven se inspiró en reportes de hombres asiáticos a lo largo de los años 70 y 80 que murieron mientras dormían, un fenómeno que en ese momento fue etiquetado como ‘Síndrome de la Muerte Asiática.’

Chucky

Ficción: Un muñeco (horrible) es poseído por el alma de un asesino serial.

Realidad: La historia de Chucky se inspiró en Robert, un muñeca embrujado que supuestamente habló e inspiró ataques de ira en su joven dueño. Robert todavía está en exhibición en el Museo Florida Key West Martello.

El exorcismo de Emily Rose

Ficción: Un abogado defiende a un sacerdote acusado de homicidio por negligencia después de un exorcismo.

Realidad: En la vida real, una mujer alemana llamada Anneliese Michel murió después de ser sometida a un exorcismo. La encontraron desnutrida y deshidratada, y sus padres y los sacerdotes responsables fueron acusados por homicidio negligente y sentenciados a 3 años de libertad condicional. Sin embargo, su epilepsia fue posiblemente la verdadera causa.

Zodiaco

Ficción: Investigadores buscan al Asesino Zodiaco, quien mató a varias personas en San Francisco entre los años 60 y 70.

Realidad: La película de David Fincher se basó en el libro de no ficción de 1986 de James Vanderbilt del mismo nombre. El Zodiaco fue un verdadero asesino en serie directamente relacionado con al menos 5 asesinatos a fines de los años 60. Y nunca fue identificado.

El Conjuro 

Ficción: Una pareja de investigadores paranormales trata de eliminar o sacar a los espíritus de la casa de una familia.

Realidad: El Conjuro se basó en uno de los muchos incidentes históricos que involucraron a los investigadores paranormales de la vida real, Ed y Lorraine Warren.

Annabelle

Ficción: Una pareja es acosada por el alma de un asesino cultista atrapado dentro de una muñeca (también horrible).

Realidad: La muñeca misma se basa en una supuesta muñeca embrujada de la vida real, también llamada Annabelle, investigada por los expertos paranormales, Ed y Lorraine Warren.

Y tú, ¿qué opinas?